Fiorella Masís. Hace 6 días

Con palabras de arrepentimiento, desaprobación y disculpas, La Ultra morada se refirió en un comunicado a los actos de violencia del pasado domingo en el Estadio Ricardo Saprissa.

La Ultra existe desde hace 25 años. El domingo protagonizaron otro acto bochornoso y Saprissa los vetó de su estadio. Foto: Rafael Pacheco
La Ultra existe desde hace 25 años. El domingo protagonizaron otro acto bochornoso y Saprissa los vetó de su estadio. Foto: Rafael Pacheco

La barra organizada provocó que el partido ante la Liga se suspendiera durante el primer tiempo por un pleito entre los mismos miembros, el cual dejó 15 personas detenidas, de las cuales 11 tenían antecedentes penales y policiales.

También aprovecharon para invitar al Saprissa a conversar y buscar medidas para evitar más violencia.

El mensaje de este grupo empezó lamentando la riña y ofreciendo disculpas a varios sectores, incluida la afición en general y a la institución.

"Entendemos la importancia de la erradicación de la violencia en los estadios, del racismo y la discriminación en cualquiera de sus formas, y a pesar de cuán deteriorada esté la imagen de nuestra organización en estos momentos, de forma humilde aceptamos nuestra cuota de responsabilidad y pedimos disculpas", dice uno de los párrafos del texto publicado en Facebook.

Se muestran anuentes a abordar el tema y hacer cambios. Sin embargo, no muestran su posición sobre el veto del Saprissa, solo añaden que las soluciones deben ir más allá de la censura hecha por el club.

El análisis, aseguran, les permitirá "comprender cuál es el mejor camino que debe tomar el movimiento para llegar a un mejor lugar por el bien común del fútbol nacional y por supuesto para el Deportivo Saprissa y la familia morada".

Saprissa anunció el lunes que la barra nunca más tendrá su espacio y evitará que los integrantes ingresen al estadio. Por ejemplo, el próximo miércoles, ante el Montreal Impact, no venderán entradas en el sector sur donde estaba ubicada La Ultra.

"Tenemos que ser autocríticos y reconocer que los cambios tienen que venir, porque a pesar del duro momento, esta coyuntura debe de servirnos para renovar muchos de los ideales que implican apoyar a un club de fútbol desde un movimiento organizativo tan grande", agrega el mensaje.

Finalmente, cierran el comunicado con la invitación a la dirigencia tibaseña y a la Unafut para entablar diálogo. Sin especificar cuáles son sus soluciones, desean darlas a conocer ante estas dos partes.

“(...) Y así poder sostener un canal de comunicación que nos ayude a regresar las épocas de gloria y del colorido de nuestro estadio y nuestro carnaval, seguimos muy enfocados en eliminar la violencia de los estadios y generar ambientes sanos y familiares”, finaliza el comunicado.