Fiorella Masís. 17 octubre

Jeaustin Campos sabe muy bien ser feliz en Saprissa y también sufrir ante ese mismo equipo. El técnico más ganador de los morados, con sus cinco recordados títulos, ya suma nueve enfrentamientos contra la camisa de sus amores.

En octubre del año anterior Jeaustin Campos (en ese momento técnico de Jicaral) se enfrentó ante Wálter Centeno, entrenador de Saprissa. Foto: Rafael Pacheco
En octubre del año anterior Jeaustin Campos (en ese momento técnico de Jicaral) se enfrentó ante Wálter Centeno, entrenador de Saprissa. Foto: Rafael Pacheco

El décimo será este domingo a las 4 p. m. en la Cueva, donde tantas veces Campos celebró como jugador, gerente y timonel.

Será un duelo determinante que completará la primera fase del grupo B. Saprissa podría acercarse al líder, Cartaginés, o bien, San Carlos tiene el chance de meterle más presión al conjunto de Tibás.

Una victoria de los Toros del Norte convertiría la situación de la S prácticamente en una crisis. Por eso, hoy más que nunca, necesita ampliar la hegemonía sobre su extécnico.

Sus números ante Jeaustin son muy claros: cinco victorias, tres empates y solo una derrota, para un rendimiento del 66,6%, con 16 goles a favor y ocho en contra.

La primera vez que Campos dirigió un encuentro ante Saprissa fue en el Torneo de Verano 2011, cuando estaba en el Municipal de Pérez Zeledón. El resultado fue de 2-3 en su contra. En ese mismo certamen llegó a la Cueva y también cayó (1-0).

En 2014 vivió una segunda etapa con el color morado, siendo gerente y luego entrenador, incluso ganó la famosa 30 y su quinto título.

Pero en el Invierno 2016 inició su travesía en el Cartaginés. Supo ponerle un alto a Saprissa, pero apenas le alcanzó para dos empates a cero goles. Luego, en el Verano 2017 goleó 3-0 en el Fello Meza y en Tibás perdió 2-0.

Pasaron dos años para presenciar un nuevo capítulo en este historial. Campos retornó al campeonato nacional en el Apertura 2019, cuando ascendió con Jicaral Sercoba. Los dos enfrentamientos culminaron con goleadas en su contra: 4-0 en Tibás y 2-5 en la Península.

Y hace tan solo un mes igualó 1-1 con San Carlos en casa. Fue apenas su tercer empate en una pobre media de 22,2%.

Para intentar su segundo triunfo ante Saprissa, el entrenador norteño tiene clara la estrategia: hacer un bloque retrasado y aprovechar la velocidad.

“La idea es tener paciencia y obviamente a la hora de atacar ser muy eficientes en la construcción de juego y transiciones”, comentó.

Campos tiene muy claro cómo juega su rival y también que, como ha sucedido en este torneo, un futbolista puede cambiar la suerte. Los morados siguen sin sentirse cómodos, pero en muchos duelos las individualidades salvaron el día.

“Tiene muy buenos jugadores, de repente tal vez no han encontrado, a lo que les escucho, su nivel óptimo de juego, pero tiene buenas individuales que hacen diferencia. No nos vamos a confiar”.

El último contrincante de Saprissa y San Carlos en el Apertura 2020 fue el mismo: Limón. Sin embargo, el resultado fue muy diferente.

Los alajuelenses ganaron 2-0 el miércoles, mientras los tibaseños perdieron el domingo 1-0. De hecho, esos resultados pusieron la tabla más apretada.

A Wálter Centeno le urge regresar a la victoria y, no menos importante, hacerlo convenciendo a su afición.

El volante David Guzmán fue enfático a inicio de la semana sobre la responsabilidad de corregir y no permitirse dejar más puntos en el camino, mucho menos en su casa.

“Estamos pasando por una situación bastante difícil, pero debemos saberla manejar. Lo bueno de nosotros como Saprissa ha sido que siempre dependemos de nosotros, no podemos estar pensando en rivales o puntos o lo que suceda. Si queremos ser campeones, debemos trabajar por nosotros y el bien de la institución”, apuntó.

La S recupera a Johan Venegas para este partido, luego de que cumpliera sus tres partidos de sanción.