Daniel Jiménez. 27 julio

Llegó al país a los nueve años de su natal Nicaragua. Siempre fue fanático del fútbol, pero solo por vista, hasta que a los 16 años se la empezó a creer. Juega en todo el frente de ataque del Sporting San José de la Liga de Ascenso y hoy está cerca de llegar al Deportivo Saprissa. Es Byron Bonilla, de 24 años.

El jugador ya ha conversado con el estratega morado Vladimir Quesada. El interés no es de ahora, sino de hace tiempo. Incluso, hace unos días, el Sporting volvió a jugar contra el Monstruo en pretemporada y el cuerpo técnico de la S conversó con Bonilla otra vez.

El jugador del Sporting San José, Byron Bonilla (derecha), intenta dejar en el camino a Greivin Marchena del Uruguay de Coronado. Fotos Melissa Fernández
El jugador del Sporting San José, Byron Bonilla (derecha), intenta dejar en el camino a Greivin Marchena del Uruguay de Coronado. Fotos Melissa Fernández

Bonilla dice estar con una mezcla de sentimientos, pues nunca se imaginó estar en los ojos del campeón nacional. Eso sí, afirma que está ansioso, pero a la vez tranquilo, pues si no se concreta su llegada al Monstruo, ya está satisfecho de que Vladimir se fijara en él.

“He hablado con ellos desde antes, tuve un paso corto con ellos por Liga Menor, hubo acercamiento verbal y no ha pasado a más. En esta última ocasión yo lo saludé normal (a Vladimir), incluso ya eso lo habíamos hablado un torneo atrás y al final nos pusimos a hablar un rato”, reveló Bonilla a este medio.

Al ser consultado sobre qué hablaron, Bonilla respondió: "Nada, lo normal, me dice que siga trabajando, que continúe haciendo las cosas bien y que las cosas se van a dar, él estaba interesado en mí y quería ver qué iba a pasar".

Sobre qué podría separarlo del monarca de la Primera, afirma que ya esos detalles serían con su club, el Sporting San José. “Ahorita la información la maneja el equipo y dirigentes, no he vuelto a saber nada”.

Bonilla asegura que está bien y a gusto con el club que le abrió las puertas y que si no se da su contrato con la S, se quedaría feliz de la vida en la institución, luchando por el ascenso.

“La verdad sí, no es que quiera irme de aquí porque estoy bien, pero uno no puede descartar un club así, es el país. Jamás. Yo juego de mediapunta y el profe Rándall Row me ha utilizado de creativo también. Estoy contento, a como se puede dar, también está la posibilidad de que no. Estoy contento de que de alguna manera le he llenado los ojos y está interesados en mí, esto es de trabajar”, acotó.

Byron reveló que desde que llegó a suelo nacional, siendo un niño de nueve años, jamás pensó en convertirse en jugador de fútbol.

El futbolista Byron Bonilla (derecha), ficha del Sporting, recibe la marca de Jemark Pence de Palmares (izquierda). Foto: Albert Marín.
El futbolista Byron Bonilla (derecha), ficha del Sporting, recibe la marca de Jemark Pence de Palmares (izquierda). Foto: Albert Marín.

“Vieras que me gustaba verlo, nunca le puse mente, no estuve en escuela de fútbol de niño, no pensé que fuera para mí, a los 16 se me dio la fiebre y no he soltado el balón”, agregó.

Incluso, Bonilla está pensando en iniciar los trámites de nacionalización para así en un futuro no ocupar plaza de extranjero en algún club del balompié nacional.

“Vieras que lo he estado pensando con mi mamá y mi señora, tengo que empezar a hacer los trámites. Es algo que lo pienso”, concluyó.

El pasado jueves, Vladimir confesó que en el mercado de la Liga de Ascenso había un jugador en el que está interesado.

“Hay una de esas figuras en la que estamos interesados que está participando o va a participar en unos de los equipos de Liga de Ascenso; el tiempo nos dirá, esperemos que pronto podamos definir. Sí hemos puesto atención en equipos de Liga de Ascenso y hay por lo menos un muchacho de esos equipos que nos interesa”, explicó Vladimir.

Eso sí, el DT del Monstruo es claro en que uno es un extranjero, aunque falta de ponerse de acuerdo entre todas las partes involucradas, por eso la planilla aún no está cerrada.

“Mientras el mercado de transacciones esté abierto, la posibilidad está. Hemos pensando en algún extranjero, pero es un acuerdo que tendremos que llegar de forma consensuada, de forma colectiva entre Comisión, gerente deportiva y cuerpo técnico. Esperamos no equivocarnos, pero como seres humanos podemos equivocarnos. La posibilidad existe, no digo que se dará, pero existe”, indicó el estratega.

Incluso, Vladimir externó que esperaba que fuera cuestión de tiempo: “Esperamos en próximas semanas, repito, poder llegar a un acuerdo entre todas las partes que tienen que tomar la determinación de que esos jugadores vengan”.

Byron Bonilla es el 10 del Sporting San José. Foto: Albert Marín.
Byron Bonilla es el 10 del Sporting San José. Foto: Albert Marín.

Por su parte, Rándall Row, técnico del Sporting, indicó que en los partidos amistosos que sus dirigidos han jugado contra Saprissa, se han mostrado de muy buena manera.

"Nuestros jugadores han estado muy bien, las dos veces que hemos jugado contra Saprissa en pretemporada le hemos ganado, de ahí que vuelquen su mirada hacia alguno de ellos, pero formal aún nada", dijo Row.

El timonel se ha encargado de pulir jugadores y de recuperar a algunos otros futbolistas en la Liga de Ascenso, como Jorge Alejandro Castro, quien anotó 20 goles la temporada pasada y en Primera División jugó con Saprissa, Cartaginés, Santos, Guadalupe y Herediano.

“Hemos hecho una buena labor en el equipo, hay jugadores que hemos recuperado y que de élite para mí, que algún momento estuvieron en Primera, pero por ciertas circunstancias perdieron nivel y confianza”.

A Saprissa le queda una plaza de extranjero pues por el momento tiene a los argentinos Mariano Torres,y Alejandro Cabral, así como al brasileño Tássio Maia dos Santos.