Esteban Valverde. 14 mayo

#LoQueNoSabe sobre Erick Lonis

Erick Lonis sonríe cuando recuerda sus enfrentamientos con Jozef Miso. Los duelos entre ambos le pusieron sabor a los clásicos nacionales de finales de los 90′s e inicios de los 2000.

Lonis como arquero y Miso como goleador se veían las caras una y otra vez. A veces marcaba el manudo; en otras ocasiones detenía el morado, pero una de las jugadas que marcó el enfrentamiento entre ambos fue un tiro libre en que cobró a la perfección el eslovaco y que Erick sacó cuando todo el estadio ya cantaba gol, en la temporada de 1999.

Todavía hoy esa acción genera discusión y controversia, porque no fue validado como gol, aunque siempre existió la duda de si ingresó o no.

"Jozef Miso, ese es un enfrentamiento que tuvimos. Un jugadorazo, pero la gente solo se acuerda de los goles y no de los paradones que le hice. Yo le digo a la gente de la Liga que pongan una placa ahí, que diga que la mejor parada que se ha hecho en ese marco la hice yo", dijo entre risas Lonis.

El exportero fue el onceavo invitado del programa #LoQueNoSeSabe, en el que revivió aquel disparo que hizo Miso y que lo obligó a volar sobre su brazo izquierdo para sacar el balón.

“Esa bola entró, pero no lo suficiente. Lástima que el resumen del partido de ese día no está, porque ellos hicieron una cosa que demostró que la bola no entró completamente; la gente todavía me reclama”, describió.

Sobre sus mano a mano con el erizo, el excapitán de la Selección Nacional que estuvo en el Mundial de Corea y Japón 2002, explicó que era un cara a cara de poder a poder, pese a que la gente lo que tiene más presente son los goles.

“Bonito, le pegaba bien, pero me metió muy pocas, solo que la gente dice: ‘Es que Miso le hizo mucho gol’; pero diay, yo era el que siempre atajaba. Digamos con todo respeto para mis colegas del 93 al 2000, la Liga solo podía hacerme goles a mí, porque con todo respeto para mis compañeros yo jugué la mayoría de los partidos. ¿A quién más le iba a hacer goles?”, añadió entre risas.

El exguardavallas también revivió con sus palabras el enfrentamiento entre Costa Rica y la selección de Brasil, en la Copa del Mundo del 2002, cuando recibió cinco anotaciones en la derrota 5 a 2.

“Ese partido fue raro, ese gol que me hacen, el chavalo no lo vuelve a hacer en su vida (respecto a la chilena que le marcó Edmilson). No sé, fueron goles como prensados en los que yo no pude hacer mucho”; mencionó.

Erick además de recordar estas anécdotas deportivas, también aprovechó para dar a conocer a la persona detrás del protagonista. El deportista que fue padre a los 48 años no escondió que su vida dio un vuelco total desde la llegada de su pequeña, Isabella.

"La paternidad es una de las experiencias, es más es la mayor que un hombre puede tener. Yo me había resignado a no ser papá, pero la llegada de ella me cambió totalmente. La diferencia más grande de mi vida es que yo tenía que estar pendiente de los que están alrededor mío, antes de que naciera mi hija vivía bien con eso, pero ahora yo sé que no me puedo morir, yo tengo que estar bien para ella y eso lo tengo clarísimo", reflexionó.

Erick Lonis de 1993 a inicios de los 2000 fue indiscutible en el arco de Saprissa. Fotografía: Archivo GN
Erick Lonis de 1993 a inicios de los 2000 fue indiscutible en el arco de Saprissa. Fotografía: Archivo GN

Anécdotas. Lonis recordó también las concentraciones con la Selección Nacional, cuando le tocaba compartir habitación con Gilberto Tuma Martínez, a quien considera un gran amigo.

"Con Tuma lo que pasa es que camina dormido, entonces yo me levantaba y lo veía viendo por la ventana en la madrugada y le decía: '¿Tuma qué?, venga duerma... Y él me respondía: 'estoy aquí viendo'. Pero al siguiente día no se acordaba de nada", dijo.

El día que el exsaprissista más se asustó fue una noche en la que se despertó y Gilberto estaba viéndolo fijamente, por lo que desde ese momento prefirió guardar las cosas punzocortantes y cerrar ventanas y puertas.

Por último, el Abuelo, como le decían cuando jugaba, explicó que los valores extraídos de su padre, don Lasel Lonis e Ivonne Bolaños, lo marcaron para toda su vida. Hoy es un exitoso empresario que ha logrado generar más riqueza fuera del fútbol que dentro de él.

Otros programas de #LoQueNoSeSabe: