Esteban Valverde. 29 enero
Christian Lagos celebró pidiéndole disculpas a la afición de Herediano, cuando le marcó en el certamen pasado con Jicaral. Fotografía: Rafael Pacheco
Christian Lagos celebró pidiéndole disculpas a la afición de Herediano, cuando le marcó en el certamen pasado con Jicaral. Fotografía: Rafael Pacheco

Christian Lagos llegó al fútbol nacional con 25 años, cuando normalmente un jugador en Costa Rica comienza su aventura antes de los 20. Muchos delanteros pasan toda su carrera buscando llegar al centenar de dianas, para ellos significa más que un título, pero no lo logran. Lagos no quiere que eso le suceda.

Al atacante le faltan solo cuatro dianas para entrar en el selecto club de los jugadores que han marcado 100 dianas en la Primera División, empero el fútbol le dio un duro golpe al romperredes y ahora deberá iniciar desde abajo para alcanzar esa meta.

Lagos, quien militó la campaña pasada con Jicaral, ahora está en la Liga de Ascenso, con Turrialba, donde le abrieron la puerta después de que los jicaraleños le comunicaron que no lo tendrían más en cuenta y el dueño de su ficha, el Santos de Guápiles, tampoco lo tenía en planes.

Ante esto, no esconde que el trago de bajar de categoría ha sido amargo y fuerte, empero ahora esa frustración se convirtió en un aliciente para regresar a la Primera División. A sus 35 años y pese a integrar un equipo que está más cerca de descender a Linafa que de ascender, no se rinde y confía que llegará a la centena.

"Sé que el retiro se va acercando, pero sé que este torneo puedo sacarlo adelante. Sería algo bonito subir con Turrialba, pero sino será mi trampolín para regresar a Primera. Tengo la espinita de llegar a los 100 goles, me quedan cuatro por hacer, así que debo buscarlos. Mi deseo es conseguir hacerlos", manifestó.

El goleador comenzó con el pie derecho su aventura por la división inferior, donde suma tres celebraciones en tres encuentros disputados.

Christian asegura que se encuentra bastante bien física y mentalmente, por lo que aunque sabe que cada día su retiro está más cerca, no lo ve a la vuelta de la esquina.

“Una etapa nueva de mi carrera, vuelvo al equipo que me vio nacer en esto del fútbol. Regreso a un lugar que me ha tratado muy bien, donde me han recibido excelente, estoy contento y feliz de estar aquí en el equipo. Para mí es un nuevo reto porque se está peleando por no descender a terceras, pero quiero pelear por el torneo, vine a eso, a pelear por el título de ascenso”, destacó.

Lagos recordó que cuando finiquita con Santos, los turrialbeños se convirtieron en su primera opción porque ninguna oferta de la máxima categoría llenó su expectativa, ante esto prefirió tomar una decisión con el corazón y no la cabeza.

“Terminó el torneo y me informaron que no iban a contar conmigo, cuando regreso a Santos me reuní con el presidente y el entrenador y me dijeron que no iban a contar conmigo. Si no me querían, prefería irme; llegamos al finiquito de contrato. De Santos no salí mal, la directiva me quería, pero don Johnny Chaves no, él me dijo, me informó. Yo no me quería ir, pero respeté que ellos no me querían”, dijo.

“Preferí este reto, porque los que me llamaron me ofrecieron muy poco dinero, a la vez me llamaron otros equipos donde uno averigua cosas y no están bien económicamente, aparte de eso tienen problemas. No me voy a meter donde no me van a pagar, yo no me la puedo jugar, preferí optar por algo seguro y ser agradecido. Yo sé que Primera es el top, pero también uno puede tomar retos en su carrera”, agregó.

Enamorado del ‘Team’. El centrodelantero reveló que siempre estará agradecido con Herediano, equipo donde vivió su mejor época y con el que quedó campeón en el Verano 2015.

“En Herediano me fue muy bien, no tuve tanta dicha en los otros equipos. La afición herediana es muy diferente a los morados o manudos, ellos son acogedores con el jugador, te tratan de muy buena manera, no puedo decir que todo fue bonito, porque tuve partidos buenos o malos, pero a pesar de todo eso la afición nunca me trató mal y fueron cariñosos”, revivió.

En la última campaña tuvo un momento emotivo, cuando visitó el Eladio Rosabal Cordero con Jicaral.

“Cuando les anoté en contra con Jicaral, la verdad fue inolvidable. Le agradezco a la Junta Directiva, al equipo, siempre que piso ese estadio me va espectacular. Imagínese que ellos ese día me aplaudieron, se levantaron y terminé muy feliz porque me sentí como de la casa”, contó.

Lagos también reveló que en uno de los momentos más complicados de su carrera, cuando salió de Santos luego de una grave lesión y firmó por el Team, Jafet Soto apareció como un ángel en su camino.

“Uno de los casos más drásticos era el mío porque me iban a bajar más del 50% del salario con Santos, yo ya venía en conversaciones en Jafet, cuando se dio cuenta del cambio de directiva me dijo que Herediano era mi casa. Yo cuando me di cuenta lo que me iba a pasar llamé a Jafet, hicimos el finiquito, y al siguiente día entrené y firmé”, concluyó.

Más historias: