Esteban Valverde. 18 julio
Esteban Espíndola fue formado en River Plate, mientras que Mariano Torres en Boca Juniors. Fotografía: GN
Esteban Espíndola fue formado en River Plate, mientras que Mariano Torres en Boca Juniors. Fotografía: GN

Esteban Espíndola está feliz por llegar al Saprissa. Al defensor argentino se le nota en su tono de voz la ilusión. El futbolista no esconde su deseo de vestir de morado, pese a la curiosidad de que tendrá que compartir camerino con uno de sus ‘archirrivales’ deportivos.

Espíndola fue formado en las divisiones menores del River Plate de Argentina, por lo que es un seguidor fiel del cuadro de la Franja; pero en ese mismo camerino hay un seguidor y exjugador de Boca Juniors: Mariano Torres.

La llegada del zaguero ahora le dará otro tinte a los duelos entre Boca y River.

"Con Mariano ya pude hablar, él me dio la bienvenida y yo muy agradecido. (Risas) Bueno... Pero, ¿ahora no vamos a hablar de cuál es el más grande? Ya tendremos tiempo para sentarnos y charlar y además hacerlo entrar en razón...", dijo entre risas Espíndola.

El defensor, en entrevista con La Nación, fue claro que aunque no es un fanático y le gusta bromear por encuentros, alguna que otra apuesta hará con Torres.

“No soy un fanático, pero me gusta bromear, pasarla bien, ver los juegos con un asado, conversar y una que otra apuesta te anunciaremos cuando lleguen los partidos”, manifestó.

Esteban todavía se encuentra en Honduras, donde comenzará el lunes la pretemporada debido a que no ha podido trasladarse a territorio costarricense por el cierre de fronteras que provocó la afectación del nuevo coronavirus.

Según el jugador, esto no le afectará en su adaptación al Monstruo, ya que en la parte física cuenta con la asesoría por Internet de parte del preparador físico Pierluigi Morera. Entre tanto, los exámenes médicos ya se los realizó en Honduras y los resultados fueron enviados a Costa Rica.

También conversa con cierta constancia con Wálter Centeno, estratega saprissista, para así ir interiorizando su idea de juego.

"Con Wálter ya he conversado antes. En enero estuve muy cerca de llegar, pero bueno la verdad es que ya sabemos que no se pudo destrabar la negociación y ahora la persistencia y el interés nos llevó nuevamente a intentarlo y yo muy contento porque por fin se pudo dar. El recibimiento que he tenido de la gente me ha sorprendido de forma muy grata", expresó.

“El estilo de juego lo conozco, lo he visto, sé que le gusta salir jugando, el balón en el césped y pues es un fútbol riesgoso, pero desde mi punto de vista es la mejor forma para llegar al marco contrario. De acuerdo a la formación que yo tuve, siento que esa es la idea para poder marcar diferencia con los rivales y estoy ansioso por poder practicar con mis compañeros”, externó.

El exjugador del Marathón de Honduras agregó que es consciente lo que representa la camisa del Saprissa y pese a que en sus inicios como futbolista jamás pensó hacer carrera en Centroamérica ahora siente un gran agradecimiento con el fútbol, ya que pudo vestir camisas históricas de clubes catrachos y además se pondrá la del equipo más ganador de la región.

“Mirá yo no lo pensé, si me preguntás al inicio de mi carrera no se visualizaba esto porque allá la prensa no llega tanto, pero cuando ya lo probás, estás acá y estás en este nivel y ves como se ha crecido en Honduras y ahora se da este paso, sentís que estás haciendo las cosas bien. Saprissa significa para mí un paso hacia arriba, indudablemente. Estoy contento y esperando poder conocer a mis compañeros, ponerme la camisa y comenzar a competir”, contó.

El jugador siente ganas de pisar territorio tico, no obstante tampoco se desespera por la situación que le toca vivir al esperar en Honduras el chance de poder trasladarse.

El defensor recordó el paso que tuvo por selecciones menores de Argentina; él integró procesos sub-15, sub-17 y sub-20.

"Uno entiende lo que es Saprissa y cómo hay una expectativa. Yo he recibido cientos de mensajes de bienvenida y eso me tiene muy comprometido, al llegar a una institución tan grande solo me queda retribuir con esfuerzo, trabajo y compromiso. Lo de la selección Argentina fue algo espectacular y que me enseñó a pensar en grande, tuve grandes compañeros como Papu Gómez (Atalanta), (Agustín) Marchesín (Porto de Portugal)", reflexionó.

Esteban Espíndola ya palpita su llegada al camerino del Saprissa. Ahí entrará como fanático de River Plate y se topará con uno de Boca Juniors para defender la misma camisa: la morada.