Esteban Valverde. 18 julio
Francisco Rodríguez tuvo un muy buen primer semestre con el Tolima, no obstante la pandemia frenó el buen desarrollo del tico que tenía tres anotaciones. Fotografía: Deportes Tolima
Francisco Rodríguez tuvo un muy buen primer semestre con el Tolima, no obstante la pandemia frenó el buen desarrollo del tico que tenía tres anotaciones. Fotografía: Deportes Tolima

Francisco Rodríguez no escondió que volver a Colombia, en medio de la pandemia, para reintegrarse a las filas del Deportes Tolima fue toda una odisea; sin embargo, los 30 minutos de esa aventura los describe como de ‘terror’.

Rodríguez fue víctima de las dificultades que pone el nuevo coronavirus para trasladarse entre países, por lo que el gerente general del Herediano, Jafet Soto, fue quien al final resolvió el traslado del ‘Divino’.

Cuando la situación ya parecía difícil de solucionar y Francisco prácticamente valoraba la posibilidad de jugar con Herediano, el ‘DT’ rojiamarillo consiguió un transporte privado para que así el atacante pudiera llegar a Cali, donde lo esperaban personeros de su club.

“En un principio la idea era volver a Colombia. Obviamente por como fue evolucionando el tema de la pandemia y que el país no estaba muy bien, pues se pensó en seguir en Herediano. Hablamos con Jafet, con el presidente del Tolima, pero nosotros nos inclinamos por volver a Colombia. Fue complicado el tema de cómo conseguir volver a Colombia, pero se consiguió”, expresó.

El ofensivo intentó trasladarse en un ‘vuelo humanitario', empero la prioridad es de los colombianos, por lo que no fue posible.

Ante esto, la única solución fue un traslado privado.

“Estuve tratando en vuelo humanitario, no conseguí espacio, el tiempo empezaba a correr con nosotros. Al final conseguimos un avioncito por medio de Jafet. Se programó para hacer una parada en Cali y desde Cali a Ibagué en carro. Me trasladó un señor que iba para Ecuador y estaba dispuesto a parar en Colombia”, señaló.

Pese a que el recorrido solo tardó tres horas, la primera media hora fue un mal rato para el futbolista.

“Tres horas se tardó, era una avioneta, solo íbamos el señor, el piloto y yo. Los primeros 30 minutos era de película de terror. El señor me contó antes de arrancar el vuelo que habían ido hasta México, pero que iba súper tenso. Se siente mucho y es más inestable que un avión grande; aparte, el motor se escucha demasiado”, confesó.

"Yo siento que no era tanto turbulencia, pero al ser pequeño se sentían bajonazos, el piloto me volvía a ver muerto de risa. Dos horas del vuelo yo pasé dormido, fue como el despegue, y la primera media hora lo que me dio temor", explicó.

El ariete logró evadir la cuarentena en territorio cafetero, porque le hicieron la prueba para detectar si estaba infectado y la misma salió negativa.

“No es un dolor puntual (la prueba de la covid-19), pero sí es incómodo. Pero es la forma más efectiva de saber si hay peligro o no”, añadió sobre el test.

Francisco contó que si la situación en Costa Rica no se hubiera puesto tan crítica con el número de casos, él tenía pensado quedarse jugando en el país.

“Yo, por ejemplo, cuando llegué a Costa Rica, habían días con sólo un caso nuevo y parecía que íbamos saliendo. Aquí hay más contagios por día, pero es un país más grande. Ibagué como tal no ha sido tan afectado; aquí la gente ya sale con cierta normalidad. Todos con mascarilla. Al final entendí que donde estuviera pues estaría el virus, entonces estar allá o acá era similar”, finalizó.

En Colombia se reanudará el torneo que se suspendió previo al parón. Ante esto, el exrojiamarillo es enfático en que debe volver a demostrar su valía en cada práctica.

“Nosotros vamos a reanudar el torneo que estaba, pero esto es empezar de cero, venir otra vez y comenzar a mostrarse. Quiero ser el goleador del equipo; ese es mi único objetivo”, concluyó.