José Pablo Alfaro Rojas. 5 septiembre

No fue la noche de Jonathan McDonald ni tampoco la de Mauricio Vargas. Quien sentenció el clásico con un golazo falló un penal que acabó por pesar muchísimo; el arquero ‘imbatible’ regaló el segundo gol con una salida en falso. Y Alajuelense perdió 2 por 1 en San Carlos a manos de un viejo conocido: Álvaro Saborío.

El doblete del artillero, la buena noche del guardavallas Marco Madrigal y la baja producción del eje medular y de la dupla ofensiva Róger Rojas-McDonald influyeron en el nuevo tropiezo de los erizos.

El arquero Marco Madrigal le amargó la noche a McDonald, al detenerle un penal en la primera etapa. Fotografía: John Durán.
El arquero Marco Madrigal le amargó la noche a McDonald, al detenerle un penal en la primera etapa. Fotografía: John Durán.

Los bríos norteños se impusieron en el primer periodo, cuando el anfitrión se apoderó de la redonda en el arranque a razón de un fútbol simple, capaz de romper la retaguardia manuda con una clara apertura por los costados y eficacia para confundir a los zagueros.

La Liga, algo perdida en el inicio del compromiso, entregó el eje de creación, ante el poco protagonismo de Barlon Sequeira y la falta de efectividad de Jonathan McDonald y Róger Rojas, maniatados con la presión de los Toros del Norte.

El dominio de San Carlos se tradujo en constantes centros al área repelidos con algo de dificultad por la zaga o el arquero Mauricio Vargas. La insistencia acabó por provocar un error del volante Luis Garrido, quien cometió una clara falta de penal sobre Marcos Mena. Desde los once pasos, Álvaro Saborío engañó al arquero para perforar las redes apenas al minuto 13.

La Liga tardó algunos minutos en despertar del letargo pero lo hizo después del minuto 30’. Se enchufó Allen Guevara, de buen ver en esta campaña, para liderar las salidas rápidas por el perfil derecho y romper el bloque de los locales, que de a pocos empezaron a ceder a la presión.

San Carlos se replegó hasta que el silbatero central, Keylor Herrera, señaló un penal inexistente de Rudy Dawson sobre Cusuco. McDonald pidió el balón, tomó impulso y remató sin potencia alguna. Marco Madrigal se recostó a un lado y detuvo el disparo para evitar la caída.

En el cierre, la Liga se apoderó de la pelota, pero ni Alex López ni Sequeira se asociaron con Guevara, un dolor de cabeza. El pequeño jugador no rindió igual en la complementaria, pese a que su equipo controló el juego.

Saborío celebra la segunda anotación del duelo. Fotografía: John Durán.
Saborío celebra la segunda anotación del duelo. Fotografía: John Durán.

Alajuelense adelantó las líneas en el segundo tiempo. Ganó en la construcción cuando despertaron López y Sequeira, pero le faltó claridad en los rompimientos al aproximarse al arco contrario. No fue el partido de McDonald y menos el de Rojas, poco influyente al enfrentar y pisar el área de los sancarleños.

Los Toros norteños apelaron a la concentración para anticipar y cortar cualquier sociedad de los rojinegros. Cuando fue necesario, el juego largo se transformó en la salida para desahogarse de la presión y asistir a Saborío, como siempre luchador en los balones aéreos.

Las rotaciones constantes de la Liga en el mediocampo, que trató de sorprender, no surtieron mayor efecto y cuando más insistía y se aproximaba en ataque, el portero Vargas se encargó de apagar el ánimo de su equipo con una muy mala salida.

El arquero trató de cortar un centro rastrero de Madrigal, pero el balón siguió su trayectoria hasta terminar en los pies de Sabo. Solo y de primera, el delantero apenas tocó la pelota para anotar al minuto 71 del juego.

Rápido reaccionó la Liga para seguir con vida. El catracho López sirvió un centro preciso y Sequeira cerró de cabeza al 73’.

El esfuerzo fue insuficiente.

Con un desgaste acumulado y el poco aporte de las variantes, los manudos no tuvieron la capacidad para cerrar con fuerza el juego y conseguir el empate.

2 por 1, un trago muy amargo para el León en el Norte y una victoria que mete a San Carlos en la lucha por clasificar.

San Carlos: Marco Madrigal, Rudy Dawson, Marvin Obando, Fernando Brenes, José D. Sánchez, Carlos Acosta, David Guzmán, Luis González, Ismael Gómez, Marcos Mena y Álvaro Saborío.

Alajuelense: Mauricio Vargas, Luis Sequeira, Porfirio López, Allan Miranda, Christopher Meneses, Luis Garrido, Allen Guevara, Alex López, Barlon Sequeira, Jonathan McDonald y Róger Rojas.