1 agosto

El ciclo de las falsas noticias electrónicas comienza con la creación de páginas, a menudo disfrazadas de periódicos digitales, para dar visos de credibilidad a lo publicado. Creado el medio y publicada la “información”, muchos, con intención o ligereza, la diseminan por las redes sociales y, si se ven en el trance de citar la fuente, aluden al propio periódico digital. Con frecuencia, la falsa noticia procede de otros medios o encuentra espacio en ellos. Los difusores se validan mutuamente.

Francisco Prendas, presidente del Partido Nueva República, fundado por el excandidato presidencial Fabricio Alvarado, entrevistaba a Gonzalo Delgado, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado, en su programa radiofónico Vecinos cuando interrumpió para dar una “primicia” antes de pasar a un segmento de anuncios. “Me acaba de llegar una información de última hora, con respecto al IVA y lo que se va a pedir en los próximos días. Venimos a hablar de esto”.

El tema ya ocupa un lugar de capital importancia para la preservación de la democracia y, también, de la necesaria paz social.

Después de los comerciales, aseveró: “La información que anuncié antes del corte es que de última hora nuestras fuentes en el gobierno y también en sectores financieros internacionales nos confirman que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se reunieron con el gobierno la semana pasada y se estaría planteando una tasa del 16 % del IVA, o sea, un aumento del 13 % al 16 % del IVA, idea que ellos traen desde diciembre del 2018”.

En poco tiempo, seis cuentas de Facebook repitieron el “dato”, ya convertido en categórica afirmación y Diario La Carta, publicación electrónica como tantas aparecidas en Internet, recogió la falsedad. Poco después, el sindicalista Albino Vargas, Fabricio Alvarado y el propio Prendas reprodujeron la “información” en sus redes sociales. Es imposible saber cuántas personas hicieron lo mismo y cuántas reenviaron la falsedad.

Estudios recientes del Massachusetts Institute of Technology (MIT) siguieron la pista a 126.000 rumores y falsas informaciones difundidas por Twitter en 11 años y encontraron que las falsedades viajan 6 veces más rápido y alcanzan a más personas que las informaciones verdaderas.

La verdad viaja a caballo y la mentira, en un Ferrari, pero el impulso en Twitter se lo dan, sobre todo, las personas, no los robots informáticos. Según los investigadores del MIT, el fenómeno podría deberse al carácter “más novedoso” (o sorprendente) de la noticia falsa, no constreñida por los hechos y dependiente tan solo de la imaginación de su creador y propulsores. El tema más frecuente es, sin duda, la falsedad política.

En poco tiempo, periodistas de este diario confirmaron que la página de Diario La Carta (diariolacarta.com) está registrada a nombre de la compañía Comunicaciones OBS, firma vinculada con el diputado de Nueva República Jonathan Prendas, hermano del entrevistador radiofónico y presidente del partido. En uno de los sitios donde se constató el vínculo entre OBS y Diario La Carta, este último da el teléfono de Francisco Prendas como dato de contacto. También aparece el correo fprendas@gmail.com.

Según la versión de Diario La Carta, el gobierno decidió aumentar el IVA luego de una reunión, la semana pasada, con personeros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial. También cita declaraciones de Gonzalo Delgado contra el supuesto ajuste. El dirigente empresarial no tardó en desmentir la aseveración y señaló que se limitó a comentar una afirmación de Francisco Prendas, sin pronunciarse sobre su veracidad, como efectivamente sucedió.

Las misiones de los organismos financieros internacionales sí visitaron el país y sugirieron, en diciembre, elevar el IVA al 16 %, pero el planteamiento fue rechazado en varias oportunidades, a partir de entonces, por el presidente, Carlos Alvarado.

“Con toda la claridad del caso, el gobierno no está considerando ni planteando un aumento del IVA en esos términos”. Es una noticia carente de toda base o fundamento, “excepto el interés de generar malestar”, afirmó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, cuando supo de la supuesta información, pero en el ciberespacio circula la versión falsa y no sabemos cuántos la siguen creyendo.

El Ministerio de Educación debe considerar la incorporación del estudio de las redes sociales y la comunicación por Internet al programa de formación cívica. El tema ya ocupa un lugar de capital importancia para la preservación de la democracia y, también, de la necesaria paz social.