Editorial

Editorial: Atrocidades como estrategia

La ejecución deliberada de civiles marca un nuevo estadio de barbarie rusa en Ucrania. Ante hechos tan deleznables e inaceptables, la comunidad internacional debe actuar en consecuencia

Primero, una invasión que violó los principios más elementales de soberanía e integridad territorial de los Estados en que se basa la arquitectura del sistema internacional. La expectativa: una victoria rápida sobre un “enemigo” (más bien, víctima) mucho más débil. Pero la mezcla de heroica resistencia de los agredidos, más los errores y descalabros de los invasores, frenaron la arremetida, que ya tiene más de seis semanas de haberse iniciado. Fue entonces que el régimen de Vladímir Putin, como lo hizo antes en Siria y Chechenia, optó por los ataques deliberados contra blancos civiles, y resucitó en Ucrania, un presunto país “hermano”, el uso de las atrocidades como estrategia bélica.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.