Columnistas

Subsidio al diésel: un triste paso atrás

Manipular los precios envía señales incorrectas a productores y consumidores, y los conduce a tomar decisiones erradas

La responsabilidad ética principal de un economista es velar por la correcta asignación de recursos —siempre escasos— en comparación con las necesidades humanas. De la eficiencia lograda en el uso de esos recursos depende el mayor bienestar y crecimiento de la producción.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.