Columnistas

Silencios que dicen mucho

La huelga del Poder Judicial es diferente a cualquier otra que haya sufrido el país, como bien lo indica la especialista en derecho laboral Paola Gutiérrez en El Financiero. Todo un poder de la República se ha ido a paro, suspendiendo el trabajo de los tribunales, la impartición de justicia y otras funciones esenciales para el mantenimiento de un Estado de derecho. La raison d’être del plantón, como sabemos, es defender un régimen que obliga al resto de los contribuyentes a pagarles pensiones de lujo a los empleados judiciales.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.