Sofía Chinchilla Cerdas. 23 noviembre, 2020
Las dos publicaciones replican ideas incorrectas sobre la forma en la que trabajan las pruebas PCR, altamente sensibles y específicas para detectar el virus que causa la covid-19. watermark-flex watermark-mobile
Las dos publicaciones replican ideas incorrectas sobre la forma en la que trabajan las pruebas PCR, altamente sensibles y específicas para detectar el virus que causa la covid-19.

Dos publicaciones en la página de Facebook “Médicos por la Verdad Costa Rica” desinforman sobre falsos positivos que supuestamente generan las pruebas de PCR con las que se detecta el SARS-CoV-2.

La primera es una imagen que afirma que en dichos exámenes pueden salir positivos quienes usan mascarillas por tiempos prolongados, así como las personas que se pusieron la vacuna contra la gripe.

La segunda publicación incluye un enlace a la página “CienciaySaludNatural.com”, la cual afirma que los tests de reacción en cadena de polimerasa (PCR) “dan resultados totalmente falsos”, supuestamente, por realizar demasiados ciclos de amplificación del material genético en las muestras.

En ambos casos, se trata de ideas incorrectas sobre la forma en la que trabajan las pruebas PCR, altamente sensibles y específicas para detectar el virus que causa la covid-19.

No detectan otros virus

La imagen afirma que las pruebas de PCR “no son específicas para virus”, sino que pueden reaccionar en presencia de cualquier infección que el paciente haya sufrido recientemente.

En una verificación previa sobre el tema, Rodrigo Cruz, jefe del Laboratorio de la Clínica Bíblica, explicó a La Nación que si la prueba sale positiva, es 100% seguro que la persona está enferma, porque estos kits están diseñados exclusivamente para detectar el SARS-CoV-2.

Por esa misma causa es que no es cierto que una prueba pueda salir positiva porque la persona se puso la vacuna contra la gripe meses antes, como asegura la gráfica compartida en Facebook.

Mascarillas no reducen el oxígeno

“La falta de oxígeno necesario en la sangre y las células, provoca la producción de exosomas que son detectados en la prueba y la hace positiva”, es el otro argumento de la imagen que compartió “Médicos por la Verdad Costa Rica”.

Las investigaciones científicas han descartado que los cubrebocas tenga un impacto nocivo en los niveles de oxígeno de sus usuarios, o que causen acumulación de dióxido de carbono.

Por el contrario, la evidencia concluye que las mascarillas son implementos seguros y efectivos para frenar la pandemia de covid-19.

Tests no vienen contaminados

Otra falsedad que menciona la imagen es que una prueba de covid-19 puede salir positiva, si llega al laboratorio defectuosa o contaminada, como supuestamente ocurrió en Tanzania.

Es cierto que en mayo, el presidente de ese país africano, John Magufuli, cuestionó la exactitud de las pruebas de PCR, al afirmar que ordenó examinar muestras de frutas y de animales, y que las mismas salieron positivas.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, el mandatario alegó que los kits de pruebas eran defectuosos.

Según el medio de verificación de informaciones Maldita, la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó que las pruebas estuvieran fallando. Lo mismo dijo John Nkengasong, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en África, quien garantizó que los test utilizados en Tanzania son los mismos del resto del continente.

En un reportaje del 2 de noviembre, la cadena de noticias BBC informó de que el presidente de Tanzania ha sido fuertemente cuestionado por sus posiciones negacionistas de la pandemia. Magufuli ha hablado en contra de las mascarillas y del distanciamiento físico.

Afirmación engañosa sobre los ‘ciclos’

El texto de la página web a la que lleva la segunda publicación también hace afirmaciones imprecisas sobre la amplificación del material genético que se practica en las pruebas de PCR.

Un artículo de The New York Times explica que para analizar las muestras tomadas de los pacientes, un equipo especializado realiza varios ciclos de amplificación del material, con el objetivo de recuperar la mayor cantidad de virus posible.

“Cuantos menos ciclos se necesiten, significa que hay mayor cantidad de virus, o carga viral. A mayor carga viral, es más probable que el paciente sea contagioso”, dice el reportaje del Times.

Según el texto compartido por “Médicos por la Verdad Costa Rica”, se realizan tantos ciclos de amplificación, que los resultados resultan “totalmente falsos”.

“Pocos saben que para obtener resultados correctos este test no debe superar los 17 ciclos, cosa que generalmente no se respeta y en vez se usan cantidades mayores a 33 ciclos, que dan un resultado totalmente falso”, dice el texto.

El mismo reportaje del New York Times y otro de la BBC relatan que entre la comunidad científica existen dudas sobre la cantidad de ciclos que se realizan, pero no por temor de que se estén generando falsos positivos.

En realidad, el debate gira en torno al hecho de que la norma sea identificar solo si hay presencia del SARS-CoV-2, sin diferenciar entre quienes tienen una gran carga viral y los que registran un nivel más bajo.

“Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo”, dice la publicación de la BBC.

Es decir, no hay controversia sobre la efectividad de las pruebas; sino sobre la posibilidad de detectar quiénes tienen más probabilidades de contagiar a otras personas, según la etapa de la enfermedad en la que se encuentren.

“Una solución sería ajustar el parámetro de ciclos utilizados para decidir si una persona está infectada. La mayoría de los tests fijan el límite en 40, algunos en 37. Esto quiere decir que usted es positivo si el examen requirió hasta 37 o 40 ciclos para detectar el virus”, expone The New York Times.

Para el epidemiólogo Michael Mina, consultado por el periódico estadounidense, sería razonable que el número máximo de amplificaciones se fije entre 30 y 35, no en 17, como presume CienciaySaludNatural.com.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.