Sofía Chinchilla Cerdas. 1 septiembre
Supuesta monja afirma en video que las vacunas contra la covid-19 son armas biológicas supervisadas por Bill Gates para despoblar el planeta. watermark-flex watermark-mobile
Supuesta monja afirma en video que las vacunas contra la covid-19 son armas biológicas supervisadas por Bill Gates para despoblar el planeta.

No es cierto que el multimillonario Bill Gates supervise todas las posibles vacunas contra la covid-19 que se desarrollan en el mundo, y tampoco es verdad que las inyecciones contra la enfermedad vayan a modificar el ADN de las personas.

Dichas falsedades las reproduce una supuesta monja argentina en un video que circula, de forma masiva, en Internet.

“Las vacunas supuestas contra el covid, desarrolladas por todos los laboratorios, están supervisadas, todas, por la Fundación Gavi, de Bill y Melinda Gates. Y tienen un común denominador, que es que manipulan nuestro ADN humano. No son por tanto vacunas normales, son armas biológicas al servicio de la despoblación, vinculado al poder mundial”, afirma la mujer en el audiovisual.

Sin embargo, es mentira que la Alianza de Vacunas (Gavi) pertenezca a la Fundación Bill & Melinda Gates.

Gavi es una organización internacional que promueve que los niños de los países más pobres del mundo puedan ser inoculados contra enfermedades.

La organización sí recibe financiamiento del proyecto filantrópico del cofundador de Microsoft, pero también del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Banco Mundial, principalmente.

De acuerdo con el sitio web del proyecto, esas cuatro organizaciones tienen cuatro asientos permanentes en la Junta Directiva de la Alianza, conformada por 28 representantes. El resto los ocupan gobiernos, institutos de investigación, individuos, sociedad civil y países donde se desarrollan vacunas.

La afirmación incorrecta de que las vacunas contra el mal que causa el SARS-CoV-2 cambiará el ADN ha circulado en múltiples países del mundo en las últimas semanas.

Este tipo de mensajes asevera que algunas de las vacunas más adelantadas y prometedoras en su fase de desarrollo, como la de la empresa Moderna, causarán un daño irreparable a la composición genética de las personas, por basarse en una nueva tecnología que usa el ARN mensajero. Pero no es así.

En realidad, se trata de una nueva tecnología que inyecta en el organismo las instrucciones para producir la proteína con la que el SARS-CoV-2 entra a las células humanas. La idea es enseñarle al cuerpo a fabricar dicha proteína, para que el sistema inmunológico reaccione y la ataque con anticuerpos.

En teoría, con este mecanismo se puede lograr una respuesta inmune más fuerte, con menos posibilidades de que se generen reacciones adversas, porque las proteínas serían un producto del organismo del receptor, en vez de inyectarse desde fuera.

La supuesta monja también afirma que la doctora estadounidense Judy Mikovits “sufrió persecución y cárcel por denunciar las muertes masivas que esta vacuna va a causar por la manipulación de nuestro ADN”.

El proyecto español de verificación de noticias falsas Newtral chequeó la veracidad de las declaraciones de la mujer y corroboró que el comentario sobre Mikovits también es incorrecto.

Según Newtral, la doctora fue encarcelada brevemente hace ocho años, tras ser denunciada por el Instituto Whittemore Peterson para Enfermedades Neuroinmunes por, supuestamente, robar información interna de los ordenadores. Después, dichos cargos se retiraron.

Previo al incidente, Mikovits fue despedida como directora de ese instituto, debido a que una investigación suya sobre el síndrome de fatiga crónica fue desacreditada, al punto de que la revista Science, en la que se había publicado, se retractó.

Newtral publicó que Mikovits se popularizó en mayo, cuando publicó un video en el que dijo que el SARS-CoV-2 fue creado en laboratorios, que hay dudas sobre la efectividad de las vacunas de ARN y que recibió represalias de Gates y de Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

“La entrevista, visualizada millones de veces, fue retirada de diversas plataformas por estar repleta de falsedades”, reportó Newtral.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.