Sofía Chinchilla Cerdas. 21 diciembre, 2020
El viernes, minutos después de su desmayo, Dover les explicó a los periodistas que vive con una condición que le causa desmayos cuando siente dolor, aunque sea mínimo. Este lunes, el hospital en el que trabaja informó de que ella se encuentra bien. watermark-flex watermark-mobile
El viernes, minutos después de su desmayo, Dover les explicó a los periodistas que vive con una condición que le causa desmayos cuando siente dolor, aunque sea mínimo. Este lunes, el hospital en el que trabaja informó de que ella se encuentra bien.

No es cierto que una enfermera estadounidense falleció luego de ponerse la vacuna contra la covid-19.

La información falsa sobre su muerte se reproduce en un video que circula en WhatsApp, el cual muestra el momento en que una profesional de la salud recibe una inyección. Momentos después, se lleva la mano a la frente y luego se desmaya.

“¡Falleció! Enfermera se desmayó minutos después de recibir la vacuna de covid-19 de Pfizer. Dos días después falleció”, dice un texto superpuesto sobre las tomas.

Las grabaciones son reales. Fueron captadas el jueves 17 de diciembre por la prensa en el hospital CHI Memorial, de Tennessee, Estados Unidos. Ese día, dicha institución administró las primeras vacunas contra la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 a su personal.

Sin embargo, es falso que la enfermera haya fallecido.

Este lunes, el CHI Memorial publicó un video de la profesional, llamada Tiffany Dover, rodeada de sus colegas del área de enfermería.

“Estamos felices de compartir que Tiffany Dover está bien”, dice la publicación. La enfermera, informó el hospital, está en su casa y solicitó que se respete su privacidad.

El jueves, minutos después de su desmayo, Dover explicó a los periodistas que vive con una condición que le causa desmayos cuando siente dolor, aunque sea mínimo.

Según dijo, en las seis semanas previas le pudo haber ocurrido en unas seis ocasiones.

“Tengo un historial de tener una reacción vagal exagerada, entonces, si siento dolor por cualquier cosa, si me golpeo el pie, puedo desmayarme”, afirmó Dover, quien después de unos minutos dijo sentirse bien.

La explicación de la enfermera se puede ver en este video de la cadena WRCBtv:

El médico Jesse Tucker, compañero de trabajo de la enfermera, añadió que es común que algunos pacientes se mareen e incluso se desvanezcan cuando les aplican una vacuna, por el pinchazo que se siente en la piel.

Según manifestó, es una reacción idéntica a la que tienen otras personas cuando les sacan sangre.

“No hay ninguna razón para pensar que tiene que ver con esta vacuna, de ninguna forma”, afirmó Tucker.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, los desmayos se producen por una reducción en el flujo sanguíneo que llega al cerebro.

Según la organización, para prácticamente todas las vacunas hay reportes de pacientes desmayados, principalmente adolescentes.

“Los científicos creen que el desmayo lo genera el proceso de inyección, y no la vacuna en sí misma”, dice la información disponible en el sitio de los CDC.

La falsedad sobre el supuesto fallecimiento de Tiffany Dover también se reprodujo en España, donde la revisó el medio Maldita.es, el cual revisó en la base de datos públicos SearchQuarry y no encontró ningún registro de fallecimiento asociado a ella.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.