#NoComaCuento

Doctor que difunde falsedades sobre covid-19 acumula robusto expediente de suspensiones y denuncias

Tribunal de Ética del Colegio de Médicos tramita cinco causas contra el médico Augusto Vega

El médico Augusto Vega, investigado desde marzo de 2020 por el Colegio de Médicos y Cirujanos por difundir recomendaciones sobre la covid-19 carentes de evidencia científica, no se detiene y sigue propagando afirmaciones falsas sobre la pandemia.
Lo hace mediante transmisiones en vivo, desde un sitio de Facebook llamado Caminando a lo natural, que tiene más de 13.000 seguidores.

El médico Augusto Vega, conocido por difundir falsedades en redes sociales sobre la covid-19, arrastra un robusto expediente de investigaciones, suspensiones y denuncias en su contra.

En cuatro ocasiones distintas, entre 2014 y 2017, el profesional fue inhabilitado por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica por: competencia desleal, permitir a terceros confeccionar dictámenes médicos para licencia de conducir utilizando su cuenta en el sistema digital de ese ente colegiado y por irregularidades en la relación médico-paciente.

Además, esa entidad tiene abiertos cinco procesos distintos por denuncias que han presentado médicos, pacientes y ciudadanos contra Vega.

Por tratarse de casos en investigación en el Tribunal de Ética del Colegio, ese órgano no puede profundizar en las razones de estos.

No obstante, Cecilia Bolaños, fiscala general del Tribunal, confirmó que una de esas pesquisas responde a “insultos, irrespeto y acusaciones (del doctor Vega) a colegas médicos y al ministro de Salud (Daniel Salas)” y, por tanto, fue elevada al Ministerio Público.

El 24 de noviembre de 2020, el Colegio de Médicos presentó una querella contra Vega ante el Tribunal Penal del II Circuito Judicial de San José, Goicoechea, por el presunto delito de intimidación pública.

El delito de intimidación pública es definido por el Código Penal en el artículo 275:

“Será reprimido con prisión de seis meses a cuatro años, el que, para infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere gritos de alarma, provocare estruendos o amenazare con un desastre de peligro común. Si a consecuencia del tumulto provocado resultare grave daño o la muerte de alguna persona, la pena se elevará a seis años de prisión”.

La acción se tramita con el número de expediente 20-000066-0951-PE y se encuentra en proceso de notificación al querellado.

Como parte de sus posturas negacionistas sobre la pandemia, Vega ha lanzado acusaciones contra el jerarca de Salud.

Por ejemplo, ha dicho que Salas y el gobierno de Carlos Alvarado inflan la cifra de contagios y de fallecidos por covid-19.

De hecho, en marzo de 2020, el ministro pidió al Colegio de Médicos investigar al profesional.

Suspendido del ejercicio profesional

En entrevista con #NoComaCuento, la fiscala general del Colegio de Médicos, así como Alejandro Madrigal, fiscal adjunto, y Eduardo Hernández, abogado de la Fiscalía del ente colegiado, confirmaron que Vega ha sido suspendido del ejercicio profesional en cuatro oportunidades.

Las dos primeras fueron en agosto del 2014. Aunque se trató de dos penalizaciones distintas, con ocho días de suspensión cada una, ambas fueron por la misma falta: competencia desleal.

“O sea, por cobrar menos de lo estipulado por la ley”, aclaró Alejandro Madrigal, fiscal adjunto del Colegio de Médicos.

Una tercera suspensión, por un plazo de 120 días (cuatro meses), se aplicó en noviembre de 2015 contra el doctor “por permitir a terceros la confección de dictámenes médicos de licencia de conducir utilizando su cuenta en el sistema digital Sedimec (Servicios Digitales para Médicos Colegiados)”, aseguró el órgano colegiado en un documento proporcionado a #NoComaCuento.

“Nosotros tenemos un código de ingreso, porque los certificados son digitales. Yo no puedo darle ese código de ingreso a nadie, ni puedo permitir que otra persona haga certificados por mí, porque eso obedece a ejercicio ilegal de la profesión”, explicó la fiscala Bolaños.

La cuarta suspensión fue por 60 días (dos meses) en setiembre de 2017, por “falta a los artículos 3, 9 inciso b) y 102 del Código de Ética Médica (Decreto No. 35332-2)”.

Esos numerales de dicha normativa versan, respectivamente, sobre el prestigio de la profesión y su correcto ejercicio, el trato respetuoso hacia las demás personas y la ética, así como las condiciones en las que un médico puede sustituir a otro en caso de incapacidad.

“Algunos pacientes denunciaron que (Vega) no les hacía expediente clínico. Cuando le pedían acceso a una copia, el expediente no existía. También, en la relación médico-paciente hay una mala comunicación de lo que él dice que, supuestamente, tienen que hacer los usuarios versus la patología que tienen”, manifestó Madrigal.

Las denuncias actuales

En cuanto a las cinco causas disciplinarias que investiga actualmente el Tribunal de Ética del colegio, solo trascendió que tres de ellas, las más recientes, surgieron producto de 17 denuncias acumuladas en contra de Vega.

“Hay 17 denuncias que han empezado (a tramitarse) últimamente, porque él llega y da declaraciones, dice cosas que no están apegadas (al método científico). Esas 17 denuncias se acumularon en tres causas, porque las razones vienen siendo las mismas”, agregó la fiscala.

Según Bolaños, de prosperar las causas abiertas contra Vega, estas se regirían con base en la nueva Ley Orgánica del Colegio de Médicos.

Reformada en febrero del 2020, esta legislación ahora contempla la suspensión del ejercicio profesional entre uno y seis años, así como multas de dinero de hasta 10 salarios base del médico, es decir, unos ¢6 millones.

Antes, la pena máxima era de cuatro meses, y la sanción económica, de ¢200, un monto fijo estipulado cuando se promulgó la ley, en 1960.

Profesional polémico

Augusto Vega Chavarría, cuyo código médico es el MED10125, es propietario del Centro Integral de Medicina Natural, ubicado en Guadalupe de Goicoechea, San José.

Ahí ofrece tratamientos de reflexología, desintoxicación iónica, electromagnoestimulación y asesoría nutricional, entre otros.

Según el sitio web de ese negocio, atienden a los pacientes “con procedimientos completamente naturales, libres de efectos secundarios” y “de una manera más noble, efectiva y humana”.

En su perfil de Facebook, Vega consigna haber estudiado en la Universidad Técnica de Múnich (Alemania), en la Escuela Latinoamericana de Medicina y en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri; estos dos últimos ubicados en Cuba.

El médico es el productor del programa “Caminando a lo Natural”, el cual se transmite por radio y por un perfil de Facebook del mismo nombre.

Desde sus distintas plataformas informativas, Vega acusa al Colegio de Médicos de persecución y a los colegas que critican sus posiciones —por carecer de evidencia científica— los tacha de envidiosos.

Según Madrigal, este voraz opositor de la “medicina química”, como le llama a la medicina tradicional, ha sido blanco de más denuncias. Sin embargo, estas se han archivado por falta de pruebas.

“Al principio, él ejercía la medicina como cualquier otro médico. Con el tiempo, se empezaron a presentar tantos problemas con el Colegio, con la población, que empezó a buscar otras alternativas. Entonces, empezó a dedicarse a la parte natural”, comentó el fiscal adjunto.

Según el Colegio de Médicos, Vega empezó a darse a conocer alrededor de 2011 en Turrialba, Cartago.

De ahí migró a distintos lugares. Por ejemplo, Curridabat y Coronado, en San José.

“El Ministerio de Salud le ha cerrado consultorios en varias ocasiones. Es alguien que está migrando constantemente. Es su modus operandi.

“Inclusive, en una ocasión se presentaron varias denuncias en su contra, pero ninguna prosperó porque las quitaban. Era que él estaba firmando contratos con los usuarios para bajar de peso, y venderles tratamientos naturales. Pero eran contratos de más de ¢400.000.

“Llegó el momento en que la gente empezó a creer y, cuando no vieron que las cosas evolucionaban como querían, más en un tema de obesidad, dejaron de creer en él.

“Entonces volvió a migrar. También estuvo con el tema de alopecia. Él constantemente busca otras alternativas, para ver de qué manera atrae a la clientela”, concluyó Madrigal.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.

Nota del editor: Esta publicación fue actualizada a las 5:30 p. m. del lunes 25 de enero, con datos nuevos aportados por el Colegio de Médicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.