Marlene Madrigal, del PAC. se opone; Patricia Mora y Suray Carrillo, del FA, reclaman reducción

Por: Juan Fernando Lara 3 mayo, 2017
Vista de una de las paradas de autobús en el distrito de Cartagena en el cantón de Santa Cruz, provincia de Guanacaste.
Vista de una de las paradas de autobús en el distrito de Cartagena en el cantón de Santa Cruz, provincia de Guanacaste.

San José

Un trámite para rebajar pasajes de autobús en comunidades de Guanacaste enfrenta a dos legisladoradas del Frente Amplio (FA) con una legisladora del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Patricia Mora y Suray Carrillo participan como coadyudantes en el proceso planteado por las asociaciones de desarrollo de Cartagena, Edén Cartagena, El Llano, Portegolpe y Tempate, todas de Guanacaste, para que se reduzca en 34% los pasajes de la ruta 550 y sus ramales. Esta solicitud se tramita en la Aresep bajo el expediente ET-014-2017.

Método busca transparencia
Método busca transparencia

Entre tanto Marlene Madrigal, diputada oficialista por Heredia, se opone al ajuste, con el argumento de que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) induce a error a los usuarios. Ella intercede por la empresa Transportes La Pampa Limitada.

El pedido que dio motivo a la polémica se planteó a mitad de febrero con ayuda de la Consejería del Usuario, adscrita a la Aresep, dependencia que dio asesoría a varias de las comunidades para que luego formalizaran la solicitud.

La ruta 550 incluye recorridos a Liberia, aeropuerto de Liberia, Filadelfia, Sardinal, Playa Panamá, Matapalo, Tamarindo, Flamingo, Nicoya, Santa Cruz y otras. De aprobarse, el ajuste solicitado afectaría 21 ramales en esa frecuencia con lo cual se generarían rebajas de entre ¢110 y ¢485.

Según consta en el expediente, las diputadas Carrillo y Mora apoyan el ajuste basándose en un oficio del 5 de setiembre del 2016 que vecinos de la zona enviaron a la Aresep. En ese documento expresan su inconformidad con el servicio y se quejan de lo elevado de las tarifas.

Los quejosos afirman, incluso, que han dejado de usar el servicio porque no les alcanza el dinero.

Para las diputadas, los vecinos de aquella zona merecen "pagar precios justos y de calidad" e instan a la Aresep a aplicar este ajuste y también a realizar uno general en todas las rutas del país. En su criterio, la actual fórmula para la metodología ordinaria permite hacer cálculos tarifarios "más objetivos, transparentes y rigurosos".

Sin embargo, la diputada Madrigal afirmó en el oficio PAC-MMF-045-2017, del 5 de abril pasado, que el ajuste le genera "gran preocupación" porque considera que, de darse la rebaja, la empresa a cargo del servicio deberá cerrar. Lo advierte con base en información dada por la propia busera.

En su escrito, dirigido al regulador general, Roberto Jiménez, Madrigal acusa a funcionarios de la Aresep de haber inducido a error a presidentes de asociaciones de desarrollo de Portegolpe, Villareal, Cartagena, El Llano y Tempate. La congresista afirma que de otra forma, los representantes no habrían firmado documentos para pedir la rebaja.

Según la diputada del PAC, estos dirigentes comunales lo que querían era un fraccionamiento de las tarifas actuales.

"Con este ardid, esta Autoridad Reguladora logró entonces ejecutar el nuevo modelo de cálculo tarifario, tramitando una rebaja general de todos los ramales de la ruta 550, lo cual en poco o nada beneficia a las comunidades firmantes del documento", expresó Madrigal, por escrito.

Al ser consultada telefónicamente por este medio, Madrigal reconoció carecer de pruebas para demostrar el supuesto engaño que atribuye a funcionarios de la Aresep o bases para argumentar la supuesta quiebra de la empresa en caso de darse la rebaja. No obstante, aclaró, está en proceso de localizarlas.

Ella justificó su intervención en este caso al aducir que investiga y da seguimiento "no solo a esta ruta, sino a miles de rutas más".

"Es un tema de mi mayor interés" dijo este martes.

Trámite continúa

La versión de la diputada contrasta con el trámite dado al caso en las últimas semanas, en el cual los mismos líderes comunales guanacastecos confirman que su interés desde el principio es una rebaja y no un fraccionamiento de las tarifas. Así se extrae de los documentos del mismo expediente ET-014-2017.

Desde el 1.° de noviembre del 2016, la Aresep supo de la inconformidad de las vecinos de estos poblados mediante una carta firmada por casi 200 personas que utilizan la ruta.

En el escrito remitido al área de Atención del Usuario de la Aresep, el grupo urge a la Intendencia de Transportes de la Autoridad aplicar el modelo de cálculo e iniciar de oficio un trámite para la rebaja en dicha frecuencia y todos sus ramales.

Luego, el 30 de enero del 2017, los presidentes de las Asociaciones de Desarrollo de Portegolpe, Villareal, Cartagena, El Llano y Tempate formalizaron este pedido ante esa Intendencia con la presentación de un estudio tarifario para revision en la Aresep, el cual firman todos los representantes de las organizaciones.

Todavía el 21 de febrero, la Aresep previno a estos mismos líderes comunales en el oficio 119-AP-IT-2017/5582 que, como parte del estudio tarifario, debían formalizar varios requisitos para el proceso o de otro modo este se interrumpiría.

Estos requisitos son nombre completo, dónde residen, lugar o medio para recibir notificaciones y personería jurídica de las asociaciones; entre otros.

El 1.° de marzo, en respuesta a la prevención, los representantes comunales entregaron la información requerida.

Las audiencias públicas de este ajuste se realizaron en la última semana de abril. La Aresep tiene como límite para resolver la última semana de mayo.

Etiquetado como: