Juan Fernando Lara. 6 abril
La Policía de Tránsito sugiere a los conductores revisión de escobillas y aires acondicionados como medida para mejorar la visibilidad en presencia de lluvias / Archivo
La Policía de Tránsito sugiere a los conductores revisión de escobillas y aires acondicionados como medida para mejorar la visibilidad en presencia de lluvias / Archivo

La mezcla del agua de las primeras lluvias con aceites y combustibles adheridos al asfalto durante el verano, causan una “película jabonosa” que eleva el riesgo de accidentes en carretera por derrape, tanto en carros como en motocicletas, advierte la Policía de Tránsito.

Esa es una de varias situaciones de riesgo que señala la autoridad, a propósito de los aguaceros en diferentes lugares del país en los primeros días de abril.

El Director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, detalló que en condiciones de carretera mojada, el vehículo tarda más en frenar, lo cual hace que avance más espacio antes de finalmente detenerse.

Calderón recordó que la principal causa de muerte en carretera, en el primer trimestre del año, fue el exceso de velocidad, por el cual 29 personas perdieron la vida.

El comisario también recordó que, en época lluviosa, los conductores deben ir más lento, lo cual aumenta el tiempo de traslado en carretera.

En consecuencia, afirma Calderón, casi ningún conductor cede espacio en la vía para que nadie se adelante en la fila y esto propicia propicia choques leves.

El problema de este tipo de impactos es la multiplicación de presas en distintos puntos; señaló el jerarca en un comunicado del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

El funcionario solicitó así "prudencia y sentido común" a quienes conduzcan vehículos de todo tipo para prevenir congestionamientos en horas pico.

Además, recomendó a los dueños de vehículos confirmar que el aire acondicionado y las escobillas del vehículo estén en buen estado, para evitar empañamiento y falta de visibilidad por lluvia, respectivamente.

Del mismo modo, verificar que todas las luces funcionen adecuadamente para advertir mejor la presencia del vehículos en la vía, e incluso encender los faros antes del anochecer pues, según la nubosidad, a media tarde puede perderse visibilidad debido a la lluvia o la neblina.

"La misma recomendación de las luces va para motociclistas y ciclistas quienes, con más razón, deben portar ropa que refleje la luz y una luz encendida, las 24 horas, para hacerse más visibles", afirmó.