Juan Fernando Lara Salas. 17 enero
Autopista General Cañas a la altura de la Cervecería de Costa Rica en Río Segundo de Alajuela. A partir de la otra semana se harán sondeos en distintos puntos entre San Ramón y San José. Foto: Albert Marín.
Autopista General Cañas a la altura de la Cervecería de Costa Rica en Río Segundo de Alajuela. A partir de la otra semana se harán sondeos en distintos puntos entre San Ramón y San José. Foto: Albert Marín.

No se sorprenda si la próxima semana cuando circule entre entre San José y San Ramón lo detiene un oficial de tránsito para que conteste algunas preguntas.

Entre las consultas estarán la hora en la que utiliza esa ruta y, la más importante, cuánto estaría dispuesto a pagar de peaje para mejorarla.

A partir del 20 de enero, conductores de las carreteras General Cañas, Bernardo Soto y vías aledañas, serán invitados a participar en un sondeo de usos de esas vías y su disposición a pagar en peajes para la ampliación de ese corredor vial.

La iniciativa forma parte de los estudios de factibilidad que realiza el Fideicomiso Ruta 1 a cargo de las obras cuyo financiamiento dependerá de la capacidad de recaudación del peaje ubicado en Río Segundo y el peaje de Naranjo, ambos en Alajuela.

La información extraída a los conductores permitirá al Fideicomiso afinar estudios técnicos y económicos para proyectar las inversiones requeridas para el proyecto y para el mejoramiento de la ruta, explicó María José Alvarado, vocera del Fideicomiso.

Encuestadores de la firma DOM, debidamente identificados, conducirán los sondeos en compañía de oficiales de la Policía de Tránsito que ayudarán a agilizar el paso de vehículos y encuestados para prevenir presas.

Los sondeos se aplicarán en tres franjas horarias: de 6 a. m. a 9 a. m.; de 10 a.m. a 1 p.m.; y de 2:30 p. m. a 5:30 p. m.

Las fechas serán entre el 20 de enero al 3 de febrero en los siguientes puntos:

Se iniciará el 20 de enero en las cercanías del peaje de Naranjo y luego el 22 de enero será en el Intercambio Turrúcares sobre ruta 27.

El 23 de enero, la consulta se traslada a las cercanías de la Zona Franca BES (ruta 1) y el 27 y 28 de enero en las cercanías de la Cervecería de Costa Rica (ruta Alajuela-Heredia).

El 29 y 30 de enero corresponderá la consulta cerca del peaje próximo al aeropuerto Juan Santamaría, y el 31 de enero y 3 de febrero cerca del puente sobre el río Torres (autopista General Cañas).

Se supone que las consultas tardarán menos de 10 minutos, aseguró Alvarado, quien aclaró que estas consultas persiguen conocer hábitos de uso de los conductores y, sobre todo, tomar una primera muestra de datos relacionada con escenarios financieros.

“Queremos acumular la mayor cantidad de información para análisis porque de ahí se hará el proyecto que sea técnicamente viable y según ciertas proyecciones financieras. Según sea esa disposición de los usuarios, habremos de gastar hasta cierto punto. Dependerá mucho de qué respondan las personas”, comentó Alvarado.

Esta consulta no guarda relación con las 17 Obras Impostergables (OBIS) consistentes en trabajos de alto impacto en la ruta nacional 1 mientras avanzan los estudios de factibilidad del proyecto integral y se concreta la estructuración financiera y el financiamiento completo requeridos para la ampliación del corredor vial completo.

Las OBIS tienen un valor de $115 millones y avanzan en forma paralela a los estudios para la ampliación del corredor vial, cuyo costo estimado se desconoce todavía. Por eso, insistió Alvarado, estos sondeos son tan importantes.

“El aspecto crítico en estas consultas es que las personas respondan seria y objetivamente. A partir de ahí, sabremos cuáles mejoras se harán o cuáles no y qué requieren los conductores de la ampliación. Según esos insumos, se planeará una obra acorde a estas expectativas y disposición de pago en peajes”, señaló.

El 24 de agosto del 2019, el Fideicomiso Ruta 1 anunció que los peajes de la autopista General Cañas y la carretera Bernardo Soto tendrían que subir al menos ¢600 para un viaje ida y vuelta entre San José y San Ramón de Alajuela.

Ese dinero se destinaría a obras preliminares que tampoco incluyen las OBIS antes de la ampliación general de la vía de 60 kilómetros que agilizaría el tráfico entre la capital y este cantón de Occidente.

Para llegar a esta cifra, se estimaba entonces que el peaje del aeropuerto Juan Santamaría debería pasar de ¢75 a al menos ¢200 y el de Naranjo de ¢150 a ¢400.

La idea es que esos ajustes paguen gastos como compra de terrenos, reasentamientos para familias con viviendas sobre el área a ampliar y relocalización de servicios públicos.

Este próximo 8 de febrero, Alvarado adelantó que el Fideicomiso Ruta 1 hará una segunda rendición de cuentas sobre acciones y planes a la fecha. La actividad se realizará en el instituto Julio Acosta de San Ramón, pero aún no se ha fijado la hora.