Senara, Minae y AyA están en contra de la perforación de más pozos para desarrollo de distritos costeros

Por: Irela Fornaguera 3 junio, 2015
La parálisis del desarrollo en Tamarindo, Cabo Velas y Tempate – hogar para unas 17.000 personas– responde justamente al desarrollo desmedido que sufrieron estos distritos en la última década. El acuífero Huacas– Tamarindo, que los abastece de agua potable, debe ser sometido a una ‘ rehabilitación’.
La parálisis del desarrollo en Tamarindo, Cabo Velas y Tempate – hogar para unas 17.000 personas– responde justamente al desarrollo desmedido que sufrieron estos distritos en la última década. El acuífero Huacas– Tamarindo, que los abastece de agua potable, debe ser sometido a una ‘ rehabilitación’.

El Concejo Municipal de Santa Cruz decidió anoche seguir otorgando permisos de construcción en ese cantón guanacasteco, pese a la agonía de su principal acuífero costero y a pesar de los graves riesgos que advierten el Senara, AyA y Minae.

Así lo resolvieron los regidores durante la sesión de este martes, a la que se hicieron presentes un grupo de inversionistas preocupados por la intención inicial del municipio de ponerle freno a las nuevas construcciones mientras se rehabilitaban las fuentes de agua.

Así lo confirmaron el alcalde santacruceño, Jorge Chavarría, y la regidora María Rosa Angulo.

La semana pasada, Angulo, quien también es jefa de la Comisión Cantonal del Agua, dijo que los cinco miembros del Concejo habían decidido prohibir, de inmediato, el otorgamiento de avales de construcción en los distritos Tamarindo, Tempate y Cabo Velas.

Así lo habían considerado luego de que el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) revelara, mediante un estudio, una severa crisis en los niveles de la red de pozos del acuífero Huacas-Tamarindo.

Senara realiza mediciones periódicas ahí desde el 2002 y tras los hallazgos ordenó la inmediata 'rehabilitación' del acuífero. Para esto es necesario, por ejemplo, impedir la perforación de pozos y cerrar los que están más cercanos al estero, por el riesgo de que se contaminen con agua de mar.

Urgieron estas medidas dramáticas el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

Anoche, sin embargo, los miembros del gobierno local echaron para atrás.

¿Qué pasará? El alcalde manifestó que no es necesario frenar las construcciones y restó importancia al tema de sobreexplotación del acuífero. Para él, el informe de Senara es solo una voz de alarma.

El jerarca municipal aseguró que están trabajando en soluciones, sin precisar de qué tipo.

"¿Quién dice que no se puede construir? (...) Casi todo está lleno de agua, que no digan que no hay agua, sí hay agua en Santa Cruz (...) Hay que mejorar todo, es cierto, estamos dándole seguimiento para que todo se arregle pero agua sí hay", declaró el alcalde.

José Miguel Zeledón, director de la Dirección de Agua del Minae, informó a este medio de que el municipio santacruceño podría exponerse a demandas judiciales si se atreve a otorgar avales de construcción sin contar con cartas de disponibilidad de agua.

"¿Con qué agua van a construir? Si no se le va a otorgar disponibilidad -y tenga la seguridad de que el Minae no va a autorizar más pozos, porque estamos claros de que no se puede autorizar más-, no entendemos cómo van a autorizar construcciones.

"Estarían faltando a la ley y ahí se podrían ver en conflicto el ingeniero o el alcalde a cargo, si autorizaran algo que no tenga todo los requisitos de ley", declaró Zeledón.

Consultado al respecto, Chavarría indicó que "el ,Minae no les han comentado" sobre esa posibilidad de exponerse a demandas, por lo que no cambiarán de parecer sino hasta que los notifiquen.

Por su parte, la regidora María Rosa Angulo expresó que le indigna el cambio criterio de los otros cuatro miembros del Concejo, y aseguró que la decisión de paralizar construcciones se tendrá que tomar pronto, pese a la presión de los inversionistas y desarrolladores.