Juan Fernando Lara Salas. 30 enero
El 23 de octubre anterior, Pineda concedió una entrevista a 'La Nación' en la sede de la Sutel localizada, Guachipelin de Escazú. Fotografía: Eyleen Vargas.
El 23 de octubre anterior, Pineda concedió una entrevista a 'La Nación' en la sede de la Sutel localizada, Guachipelin de Escazú. Fotografía: Eyleen Vargas.

El criticado Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) quedó sin director este miércoles, con la renuncia de Humberto Pineda Villegas, quien desempeñaba esa función desde la creación de ese órgano, en 2012.

“La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) comunica la renuncia del señor Humberto Pineda Villegas a su cargo como director general del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel); este 29 de enero del 2020″, confirmó la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) ante consultas de La Nación.

Fonatel, adscrito a Sutel, tiene como propósito llevar telefonía e Internet a zonas alejadas y comunidades de escasos recursos, donde no resulta rentable para los operadores en competencia. Una de sus funciones es promover el “acceso universal, servicio universal y solidaridad”, como lo establece la Ley General de Telecomunicaciones N° 8642.

No obstante, se ha cuestionado el cumplimiento de esa misión debido a la lentitud para ejecutar los recursos en proyectos.

"En este momento, aún no nos ha notificado formalmente, sin embargo, la contratación de la nueva persona es un proceso interno de Sutel. En Micitt confiamos en que la persona que vaya a ser nombrada conozca de política pública, de brecha digital y que tenga una gran sensibilidad social.

“En este momento nos encontramos, en conjunto con la Sutel, fortalecimiento los procedimientos y la coodinación para que los recursos de Fonatel sean ejecutados de manera eficiente con el fin de reducir la brecha digital y que las personas en condición de vulnerabilidad tengan las mismas oportunidades que el resto de la población”, manifestó Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, rector en la materia.

El Consejo de la Sutel, por su parte, informó de que Adrián Mazón, actual jefe del equipo humano de la Dirección General del Fondo, continuará con el trabajo para la ejecución y continuidad de los programas y proyectos, según lo previsto para el proceso de transición en febrero “mientras se realiza el concurso para la contratación de un nuevo director general”.

Las autoridades de la Sutel agradecieron “el trabajo y dedicación de Pineda durante estos años”. "Le deseamos éxitos en sus nuevos proyectos”, dijeron.

Llamadas de atención

La salida del ahora exdirector llega luego de una serie de señalamientos de varias entidades por la lentitud en la ejecución del millonario fondo, del cual se proyecta utilizar en proyectos hasta $584 millones para los próximos seis años, aunque en casi una década solo ha podido ejecutar $116 millones.

Ese dinero proviene de cánones que pagan las empresas operadoras en el mercado de telecomunicaciones.

La Defensoría de los Habitantes, por ejemplo, recomendó dar un seguimiento muy cercano al funcionamiento de Fonatel ya que “se ha comprobado que tarda alrededor de 4 años para poner en marcha un proyecto de telecomunicaciones financiado con los recursos del Fondo”., Así quedó consignado en su informe de labores 2015-2016.

Desde 2016, también la Contraloría General de la República (CGR) ha señalado debilidades en el manejo del dinero atribuidas al control que ejerce la Sutel para establecer, en forma previa y posterior, la razonabilidad de los montos para gasto que autoriza la Unidad de Gestión de Fonatel. Las debilidades implicaron que casi 97% de recursos presupuestados ese año estaban sin ejecutar.

“Asimismo, existe una nula relación de la propuesta de gastos a ejecutar en el año, con el cumplimiento de los objetivos y metas, pues no se aporta una justificación detallada de los ingresos propuestos, además, no se aporta con el detalle suficiente una explicación de los gastos presupuestados a nivel de partida y no se adjunta el plan anual”, indica el documento DFOE-IFR-IF-13-2016 del órgano contralor.

Entretanto, el ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), Luis Adrián Salazar, convocó en setiembre a jerarcas de la Sutel y a la presidenta del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a una reunión urgente para solucionar los atascos, sobre todo, con los contratados establecidos con esta última institución.

Fonatel prometió en el 2014 servicios de telecomunicaciones a 14 comunidades indígenas que, si todo sale bien, recibirían las soluciones en el 2021, según ha dicho la Sutel.

En el oficio 8052-SUTEL-CS-2019 del 5 de setiembre anterior, Sutel reconoció a la diputada de Liberación Nacional, Yorleny León, que desde el 2014 coordinó con esas comunidades indígenas la instalación de los servicios.

Sin embargo, pasaron cuatro años, hasta el 11 de diciembre del 2017, para que Sutel instruyera al fideicomiso que administra los recursos de Fonatel a emitir los concursos públicos necesarios.

Según la oficina de prensa de la Sutel, los primeros años del Fondo sirvieron para construir “la conceptualización de programas y proyectos y un andamiaje operativo que alcanzó su madurez en el último año y que permitió una exitosa ejecución”.

Además, aseguró ese dependencia, los proyectos y programas ya entraron en una etapa donde requieren un soporte económico sostenible en el tiempo para continuar su ejecución. “Esto nos permite afirmar que el fondo tiene comprometido su capital hasta el 2025”, dijeron.

El propio Pineda, en una entrevista concedida a La Nación del pasado 10 de noviembre, aseguró que “no era pecado” que el Fondo tuviera muchos recursos.

"Se hizo para que tuviera una cantidad importante de recursos. Como fondo, debe tener la capacidad de sostener la reducción de la brecha digital en Costa Rica y para eso se requiere mucho dinero”.