Juan Fernando Lara. 12 julio
Los precios de los combustibles regresarán a los niveles de mayo. / Foto: José Cordero
Los precios de los combustibles regresarán a los niveles de mayo. / Foto: José Cordero

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó este viernes un alza en el precio de los combustibles para finales de julio, con la cual el litro de gasolina súper aumentará ¢31, el de gasolina regular, ¢26, y el de diésel, ¢14.

Con este ajuste, el litro de súper pasaría de ¢659 a ¢690, el de plus de ¢638 a ¢664 y el de diésel, de ¢527 a ¢541.

El incremento es de un 4,7% para la súper, 3,9% para la plus y 2,6% para el diésel.

Demandaría a los consumidores ¢1.395 adicionales por llenar con tanque de 45 litros de súper y ¢1.170 con regular.

La entidad atribuyó el ajuste al incremento en el costo internacional de los derivados de petróleo que importa al país. Esta es la cuarta subida de precios de hidrocarburos de este 2019.

Corresponde ahora a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) revisar la solicitud y emitir una resolución en el plazo de los próximos 15 días; luego de los cuales la decisión debe publicarse en el diario oficial La Gaceta.

Por esta razón, el cambio de precios entraría a regir previsiblemente en la última semana de julio.

Con esta solicitud, los consumidores volverán a pagar precios como los que regían entre abril y mayo anteriores, cuando los hidrocarburos alcanzaron los precios más altos en lo que va del 2019.

Con base en la metodología vigente de Aresep, Recope solicita un ajuste extraordinario cada segundo viernes de mes. Se llama extraordinario porque toma en cuenta aspectos no controlables por la empresa, como son los precios de los hidrocarburos en el mercado internacional y el tipo de cambio del dólar.

La entidad volverá a pedirle a la Aresep otro ajuste el 9 de agosto próximo.