Juan Diego Córdoba. 26 septiembre
La aplicación móvil para traileros, les permitirá conocer a qué hora deben partir rumbo a la Terminal de Contenedores de Moín para dejar o recoger cargas. Fotografía: John Duran
La aplicación móvil para traileros, les permitirá conocer a qué hora deben partir rumbo a la Terminal de Contenedores de Moín para dejar o recoger cargas. Fotografía: John Duran

Una aplicación móvil, que está en etapa de desarrollo, le permitiría a los transportistas conocer el momento exacto en el que deben de partir desde su destino hacia la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), para dejar o retirar mercancías, según su cita de atención.

Esta herramienta tecnológica pretende acabar con la falta de coordinación que han tenido los transportistas y el megapuerto durante los primeros siete meses de operación.

Se suma a la automatización de la puerta de ingreso de camiones para agilizar la atención.

“Viene de camino una aplicación para manejarla con los traileros y estará conectada con la plataforma Waze. Además se realizarán trabajos para automatizar la puerta de entrada de camiones”, afirmó Freddy Serrano, vocero de la compañía holandesa.

La entrada en funcionamiento del muelle significó un cambio en la logística de transporte de contenedores, debido a que, por su diseño, el megapuerto no tiene parqueo para los vehículos de carga.

La razón es que, como ocurre en otros puertos internacionales de la firma APM Terminals, lo que funciona es un sistema de reserva de citas para que los transportistas entren a la TCM para la carga o descarga, sin tener que esperar.

De acuerdo con la empresa, todavía hay resistencia al cambio entre algunos transportistas, que se parquean al lado de la ruta de acceso que conecta la plataforma en Moín con la carretera a Limón.

Además, la terminal también ha enfrentado retrasos en sus operaciones lo que también provocó que los transportistas tuvieran que esperar por horas su turno, a tal punto que generaron presas y bloquearon la vía.

Según la concesionaria, eso no ocurre desde hace 12 semanas. Sin embargo, para los transportistas el periodo de prueba está por venir.

Los camiones tardan entre 18 y 20 minutos en realizar su trámite en la plataforma portuaria. Fotografía: John Duran
Los camiones tardan entre 18 y 20 minutos en realizar su trámite en la plataforma portuaria. Fotografía: John Duran
La prueba

La intención es enterrar definitivamente los problemas problemas de presas y tardanza con las dos herramientas: la app y la puerta automática.

Así mientras la primera les facilitará el traslado en cuanto al manejo de tiempo, la segunda facilitará su ingreso a la plataforma del megapuerto. De cumplirse las expectativas, los camiones durarán cuatro minutos en la puerta de acceso.

Francisco Quirós, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transporte de Carga (Canatrac), ve con positivismo los cambios, aunque todavía no se los han informado oficialmente.

“No hemos tenido ninguna información al respecto, pero por supuesto que en el momento que nos informen sobre este plan de mejora que incida positivamente en la productividad de la TCM, por supuesto que lo vemos con buenos ojos”, manifestó.

Actualmente, mientras los transportistas ingresan a la terminal, dejan o recogen un contenedor y vuelven a salir, tardan entre 18 y 20 minutos.

La firma portuaria espera reducir en 30% el tiempo de atención de camiones al automatizar el portón de entrada.

Según dijo Quirós, la mejora en la coordinación con la terminal portuaria se presenta en época baja. Él espera que ese rendimiento se mantenga para diciembre, cuando comienzan a exportar melón y volverán nuevamente a transportar volúmenes altos de frutas hacia la Terminal de Contenedores de Moín.

“Sin ser mezquinos sí hay una mejora... podemos valorarlo positivamente, pero sí es un periodo históricamente de temporada baja y de porsí, que tanto la industria bananera como piñera, han indicado que su producción han tenido reducciones importantes por lo que está pasando en el país.

“Entonces se da esa conjugación de factores por las que han podido tener un servicio con mucho más confort en la operación y no se han presentado situaciones como en el pasado”, añadió.

Para el director ejecutivo, la verdadera prueba para estas nuevas herramientas será la temporada alta o en el pico de la producción de melón, a mediados de diciembre.