Servicios

Parque eólico de la CNFL tuvo pérdidas por $2,1 millones

Fiscalización concluye que energía producida 'no es competitiva, ni reducirá los costos de electricidad'

Un informe de la Contraloría General de la República (CGR) estimó que el Proyecto Eólico Valle Central, a cargo de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) registró pérdidas por $2,1 millones durante el período 2013-2014.

Según el detalle, para el 2013 y 2014, la Contraloría estimó una pérdida de aproximadamente $1 millón y $1,1 millones, respectivamente, pues el producto de la venta de la energía eléctrica del Parque fue menor al costo de su producción.

Además, estimó que el costo de producir esta energía en vez de comprársela al Instituto Costarricense de Electricidad, implicó en dichos años incrementos del costo promedio por las sumas de $1.964.817 y $1.863.378, respectivamente. Así, el costo de inversión por kilowatt instalado es el más elevado de los parques eólicos en Costa Rica.

La CGR concluye así que la energía producida en el Parque Eólico Valle Central "no es competitiva ni reducirá los costos de la electricidad para la CNFL S.A. o de las tarifas a sus abonados; el alto costo de la producción supera el precio promedio al que vende la energía y casi duplica el precio promedio al cual compra al Instituto Costarricense de Electricidad".

Este examen de la Contraloría surge luego de conocerse la seria situación financiera que enfrenta la Compañía con pérdidas por hasta ¢7.000 millones, en las que pesa la inversión fallida en el proyecto hidroeléctrico Balsa Inferior.

El informe halló "serias debilidades"en el Parque Valle Central, pues encontró insuficiencia en los procesos de concepción, formulación y evaluación del proyecto sugiriendo así "poca claridad de la necesidad y origen" del mismo.

Así lo expresó el Área de Servicios Ambientales y de Energía de la CGR en su informe DFOE-AE-IF-07-2015 donde además achaca a esta empresa subsidiaria del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) una "ausencia de una fase de prefactibilidad, así como deficiencias en la viabilidad motivadas por la omisión de estudios básicos y esenciales como son el de mercado, elección del sitio más razonable para su ubicación, sensibilidad e incertidumbre de sus variables críticas y costo de oportunidad de uso alternativo de los recursos".

En su análisis, la Contraloría señaló falta de confiabilidad en los ingresos estimados pues la generación eléctrica fue estimada en 40,76 gigawatts, y la real en 2014 fue menor de 34,05. Además, dijo, no es razonable que los costos permanezcan iguales para los 20 años del proyecto.

Asimismo, considera que no se evaluaron posibles fuentes de financiamiento para la inversión ni el efecto financiero en la CNFL S.A. del esquema establecido tanto para financiarlo, como para la ejecución, operación y adquisición del Parque Eólico Valle Central.

Según la CGR, en los 15 años transcurridos entre la conceptualización y la puesta en operación del proyecto en el 2012, el costo total en términos nominales se incrementó de $21 millones a $53, 3 millones o sea 2,5 veces.

LEA: CNFL se ahoga en deudas y ¢7.000 millones en pérdidas

La CNFL también gastó $1,6 millones en el desarrollo del Parque Eólico San Buenaventura, el cual, por falta de rentabilidad, está entrabado desde el 2013. Este proyecto de $30 millones en Puntarenas será reactivado hasta que alguna empresa presente a la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) los diseños de una planta eólica “rentable y financieramente viable”, han indicado sus voceros.

Frente a su situación financiera, la entidad tomó medidas en 2014, entre ellas el recorte de algunos pluses salariales de su planilla e impulsó un programa de movilidad laboral. Además, requirió préstamos por ¢8.000 millones.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.