Ángela Ávalos. 24 abril
El obispo de Ciudad Quesada, José Manuel Garita Herrera, fue consagrado en mayo de 2014. Foto: Diana Méndez
El obispo de Ciudad Quesada, José Manuel Garita Herrera, fue consagrado en mayo de 2014. Foto: Diana Méndez

La reforma fiscal será el primer tema que monseñor José Manuel Garita Herrera, obispo de Ciudad Quesada, en Alajuela, tratará en sus futuros boletines semanales sobre temas de actualidad.

Estos boletines pretenden ser un medio de comunicación directo con los feligreses, en los que también abordará temas de derechos humanos, de salud u otros relacionados c con economía.

Surge como respuesta a un llamado del papa Francisco de convertir a la Iglesia “en una ventana en medio del mundo”, explicó Berny Vargas, periodista de la diócesis.

"Hemos de preguntarnos también como país, y las autoridades gubernamentales son responsables también de contestarnos: ¿qué nos ha llevado a la crisis fiscal hasta alcanzar un déficit que provoca escándalo y temor sobre el futuro del país?

"Deben contestarnos y, para ello, volvemos la mirada a la Doctrina Social de la Iglesia, sobre todo cuando el nivel de endeudamiento local e internacional es también motivo de preocupación: ¿tiene esta crisis origen en corrupción, mala gestión del dinero público, utilización distorsionada de los dineros públicos?", pregunta el obispo.

Garita solicitó un diálogo abierto de cara a la reforma fiscal y poner "a la persona humana en el centro del desarrollo necesario y de la gestión de la economía de Costa Rica".

"Que no sean los más necesitados quienes terminen pagando una mayor carga impositiva, que no sean las clases trabajadoras más desprotegidas las que terminen pagando cada vez más y más impuestos.

"Debería mejorar la gestión del recurso, debe haber mayor transparencia y acabarse la corrupción en todo nivel de nuestra sociedad. El ejemplo debe venir de quienes nos gobiernan y de quienes administran los recursos de la sociedad", agregó.

El nombramiento de José Manuel Garita en la diócesis sancarleña fue anunciado en marzo de 2014 y la consagración se realizó dos meses después. Llegó tras el retiro y fallecimiento de Oswaldo Brenes.

Anteriormente, se desempeñó como rector del Seminario Central, ubicado en Paso Ancho.