Servicios

Gobierno anunció rebaja en combustibles sin presentar estudio tarifario para apurar trámite

Aresep confirma que Recope solo le entregó datos crudos que requieren procesamiento para confirmar o descartar montos de ajustes anunciados por el Gobierno

Aunque el Gobierno anunció la semana pasada “una reducción sustantiva” en el precio de las gasolinas y el diésel y además solicitó agilizar su aprobación, no remitió a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) los estudios técnicos en los que sustenta el ajuste ofrecido. Así lo confirmó la propia entidad este martes.

Según un comunicado enviado por Casa Presidencia, el viernes anterior, el presidente ejecutivo de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Juan Manuel Quesada, iba a llevar ese mismo día a la Aresep información para justificar una rebaja de ¢118 en el litro de diésel; de ¢146 en gasolina súper y de ¢156 en gasolina regular.

El boletín también señaló que el mandatario Rodrigo Chaves, pidió a la Aresep aplicar esta reducción “a la mayor brevedad, ojalá, mucho antes que el mes que normalmente se llevan”. El gobernante apareció ese día en un video junto con el jerarca de Recope para anunciar la disminución y reiterar la solicitud para apurar el trámite.

No obstante, la Autoridad confirmó a La Nación que en vez de un estudio formal de precios, tan solo recibió información cruda que su Intendencia de Energía deberá comenzar a procesar lo cual equivale a hacer el estudio de cero en vez de disponer de un estudio base cuya llegada se presumía el viernes luego después de que fuera Recope quien anunciara los eventuales montos de las rebajas.

“La Autoridad Reguladora procedió a solicitar a Recope información regulatoria indispensable para poder continuar con el trámite y realizar la apertura del expediente público”, confirmó Aresep este martes.

Esto significa que ahora la elaboración del estudio podría requerir más tiempo mientras Aresep espera datos adicionales de Recope como facturas y comprobantes de las importaciones recientes de carburantes o verificaciones adicionales.

La oficina de prensa de la Autoridad indicó que los montos anunciados por el Gobierno primero tendrán que ser sometidos a verificación y que ese trámite demandará más tiempo del previsto, pues se esperaba que Recope enviara el estudio tarifario propuesto para agilizar el procedimiento.

De aprobarse el ajuste anunciado por la administración Chaves, el precio de la gasolina súper bajaría de ¢1.104 a ¢958, el de la regular de ¢1.081 a ¢925 y el diésel de ¢1.004 a ¢886 por litro.

El pasado viernes, la Aresep calificó de “excelente” que Recope presentara “un estudio tarifario, y no una serie de cuadros e información que requieren la preparación por parte de la Aresep”.

“De esta forma procederemos inmediatamente con la apertura del expediente. Trabajaremos durante el fin de semana para agilizar el proceso, según la información presentada por Recope. Dado que todas estas acciones son para el beneficio de toda la ciudadanía”, señaló.

Sin embargo, tal y como lo confirmó La Nación este martes, el estudio tarifario sigue sin abrirse. Prensa de la Aresep agregó que durante el transcurso de este día se prevé la apertura formal del proceso y que la Intendencia de Energía procurará agilizar el proceso cuanto sea posible.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.