Juan Diego Córdoba. 1 febrero
El Patronato Nacional de la Infancia hace un llamado a denunciar los hechos en donde menores de edad corren peligro mediante el sistema de llamadas 9-1-1. Fotografía: Jeffrey Zamora.
El Patronato Nacional de la Infancia hace un llamado a denunciar los hechos en donde menores de edad corren peligro mediante el sistema de llamadas 9-1-1. Fotografía: Jeffrey Zamora.

Niños con problemas de peso por mala alimentación o con graves atrasos en las vacunas, así como adolescentes que no cumplieron con la medicación para tratar una enfermedad.

Estos son actos de negligencia que dieron motivo a la mayor cantidad de denuncias presentadas el año pasado contra padres y tutores ante el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Por este tipo de agresiones se presentaron 14.000 alertas, normalmente emitidas por autoridades hospitalarias o funcionarios de centros educativos.

En total, la institución recibió 74.500 alertas, que significaron un aumento del 30% con respecto al 2017. Las situaciones involucran a 84.000 menores.

Además de las situaciones de negligencia en salud, se llevaron al PANI hechos de agresiones físicas, conflictos familiares violentos y agresiones psicológicas contra los menores.

“El aumento de la violencia contra los niños y adolescentes es claro", reconoció la ministra de la Niñez y presidenta ejecutiva del PANI, Patricia Vega, quien invitó a la ciudadanía a denunciar.

Agresiones a menores de edad en 2018
Agresiones a menores de edad en 2018

El Código Penal establece penas de prisión desde seis meses hasta un año contra los encargados que incumplan o descuiden los deberes de protección, de cuido y de educación de los menores a su cargo. Además, podrían perder la tutela de los niños o adolescentes hasta por dos años.

Si una persona menor de edad llega a sufrir daños graves de salud o la muerte a raíz de una negligencia de sus encargados, podría estar expuesto a otras penas establecidas en la legislación.

El Patronato Nacional de la Infancia tuvo bajo su tutela a 7.227 menores de edad durante el año anterior. Los niños y adolescentes fueron ubicados en las diferentes alternativas de cuido de la entidad.

El 68% de los menores está en hogares solidarios, es decir, familias que cuidan los pequeños de manera temporal, mientras los trabajadores sociales del Patronato trabajan con la familia del menor para que corrijan las problemáticas por las cuales perdieron la tutela de sus hijos.

El 28% de los niños está ubicado en residencias pertenecientes a organizaciones no gubernamentales, mientras que solo el 4% se encuentra en los albergues del PANI.

¿Cómo denunciar agresiones contra niños?

Las denuncias por presuntas agresiones contra menores de edad pueden realizarse de forma anónima, si así lo considera el ciudadano que desea emitir una alerta al PANI. También pueden hacerse de forma escrita o verbal.

Además de las oficinas regionales, la institución habilita el sistema de llamadas de emergencias 9-1-1 para recibir denuncias sobre hechos violatorios de los derechos de las personas menores de edad. También reciben las denuncias por medio del sitio web www.pani.go.cr y las redes sociales de la entidad.

Es importante que las personas que emitan denuncias, brinden la mayor cantidad de detalles sobre el hecho denunciado, para que el PANI pueda darle atención. Las autoridades recomiendan contemplar los siguientes datos:

- Dirección exacta donde ocurrió u ocurre la presunta agresión.

- Nombre de las personas menores de edad y sus padres o tutores.

- Aproximación de edad.

- Centro educativo al cual asisten los menores.

- Descripción de la presunta vulneración de los derechos de los niños o adolescentes.

- Determinar qué tan frecuente y cómo se da el hecho denunciado.