Juan Fernando Lara. 28 junio
Gabriela Cordero (de negro) atendió el 16 de abril anterior a consumidores de gasolina en la estación de servicio La Pista cerca de la Rotonda de las Garantías Sociales (San José). Foto: Rafael Pacheco
Gabriela Cordero (de negro) atendió el 16 de abril anterior a consumidores de gasolina en la estación de servicio La Pista cerca de la Rotonda de las Garantías Sociales (San José). Foto: Rafael Pacheco

Mañana viernes desde la madrugada regirá una ligera baja de ¢3 en el precio por litro de la gasolina súper, de ¢1 en la gasolina plus y de ¢6 en el diésel; luego de aprobarse un ajuste extraordinario en los costo de los hidrocarburos.

El cambio que aprobó la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) se publicó este jueves en el diario oficial La Gaceta, de forma que los precios varían a partir de las 12 a. m. de este viernes.

El precio por litro de la gasolina súper pasa de ¢680 a ¢677, la gasolina plus de ¢653 a ¢652 y, en el caso del diésel, de ¢562 a ¢556.

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó el cambio de precios el 8 de junio pasado y atribuyó el ajuste principalmente al diferencial de precios (rezago) y el precio internacional, siendo el primero el más relevante, pues neutralizó el incremento en el precio externo de los derivados que se importan a Costa Rica.

Ese rezago consiste en una distorsión en el precio que pagan los consumidores locales por la espera de más de un mes, entre el día en que se calcula el precio de cada carburante y momento en que entra a regir.

Con base en la metodología vigente de la Aresep, Recope solicita un ajuste extraordinario de precios cada segundo viernes de mes.

Es extraordinario porque considera aspectos sin control por parte de Recope como los precios de los hidrocarburos en el mercado internacional y variaciones en el tipo de cambio del dólar.

Para estimar la tarifa, considera un promedio de precios internacionales correspondiente a los 15 días previos a la solicitud. Hecha la petición, pueden pasar otros 20 días hasta el momento en que la Aresep lo pone en vigencia, tras su publicación. Este proceso conduce al rezago.

Para eliminar esta distorsión, cada dos meses la Aresep aplica un ajuste por ese rezago; de forma que se le devuelven al usuario las diferencias a favor, en el caso de disminuciones, o a Recope, en el caso de aumentos. En este ajuste, el rezago aplicado mitigó el precio internacional de los combustibles.

Esta es la segunda rebaja de precios en este 2018 frente a cinco alzas. Este próximo 13 de julio, Recope solicitará un nuevo ajuste de precios a la Aresep el cual podría retomar la tendencia alcista de inicios de año.