Juan Fernando Lara. 30 junio
José Cortés en conferencia de prensa el pasado 18 de junio cuando acusó de estafa a la empresa canadiense WWCG y su presidente Scott Smith por la fallida salida del Avión de los Ticos. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
José Cortés en conferencia de prensa el pasado 18 de junio cuando acusó de estafa a la empresa canadiense WWCG y su presidente Scott Smith por la fallida salida del Avión de los Ticos. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

La compañía canadiense Worldwide Charter Group (WWCG) rechazó este sábado acusaciones de fraude lanzadas en su contra por el empresario costarricense José Cortés, dueño de la agencia de viajes Destinos TV.

En días recientes y en conferencia de prensa Cortés responsabilizó a dicha empresa de cancelar el vuelo con aficionados a la copa del mundo en Rusia el pasado 13 de junio.

La firma canadiense solicitó públicamente a Cortés rectificar sus acusaciones contra la empresa y su presidente Scott Smith, "y que diga la verdad a sus clientes, quienes son los más afectados por esta situación", expresó WWCG en un comunicado.

“Estamos muy sorprendidos, pues lo que ha dicho el señor Cortés no es cierto. La verdad del asunto es que Destinos TV vendió sus paquetes para la copa del mundo ofreciendo un vuelo charter sin haber contratado el servicio con ningún transportista", aseguró Andrés Posada, vocero de la firma.

Según Posada, el contrato con WWCG se firmó el 22 de mayo del 2018, cuando el hijo de Cortés (Mauricio Cortés) visitó la sede de la empresa en Canadá.

Sin embargo, según dice WWCG, esta se vio forzada a cancelar el contrato porque Destinos TV incumplió con los pagos acordados.

"Esto se puede comprobar fácilmente con información bancaria y contractual. Lamentablemente, ahora Destinos TV pretende evadir su responsabilidad, brindando información incorrecta a sus clientes y dañando el buen nombre de nuestra empresa”, recalcó Posada.

El 18 de junio anterior, la versión del empresario costarricense a los afectados y la opinión pública fue que supuestamente había contratado a Smith el llamado "Avión de los ticos" para viajar directamente entre Costa Rica y Rusia, pero que este le "estafó" y por eso tuvo que cancelar ese vuelo que apenas iba a hacer una escala de hora y media en Islandia para recargar combustible.

En principio iba a ser un Boeing 777 y luego se lo cambiaron por un Airbus A 330.

"Esta gente de World Wide Charter nos estafó, ya que nos ofreció que iban a transportar a la empresa Mundomex, la más grande de México, la que dejó a 600 mexicanos y familiares de los jugadores sin ir a Rusia. No solo el vuelo de los ticos fue estafado, también Viajes Colón, quien iba a llevar a 98 federativos que llevaba la Federación y la compañía más grande de Guadalajara", expresó Cortés en aquella ocasión.

WWCG, sin embargo, rechazó categóricamente las acusaciones de Cortés y reiteró que no tiene responsabilidad alguna en la cancelación del vuelo con aficionados.

La situación obedeció, según la compañía canadiense, a una cadena de incumplimientos por parte de Destinos TV.

La compañía canadiense afirma incluso que en varias ocasiones los representantes de Destinos TV supuestamente manifestaron a WWCG tener problemas de flujo de efectivo a menos de 30 días del vuelo debido a que todavía estaban recibiendo pagos de los clientes.

Según ellos, la política de la empresa es recibir el pago completo 30 días antes de los vuelos, sin embargo, a petición de Destinos TV, esta se habría extendido de ese plazo.

WWCG incluso afirmó que Destinos TV nunca contrató un Boeing 777.

"WWCG trató de conseguirles ese avión, pero la aerolínea que lo tenía disponible no cumplió con todos los requisitos. Destinos TV aceptó el 22 de mayo contratar un avión A-330 y al contrato firmado no se le hicieron modificaciones", cierra el comunicado.

Las repercusiones para los afectados seguían vigentes apenas este viernes pues el grupo de costarricenses que viajaron al Mundial de Rusia con la agencia Destinos TV dijeron estar atascados en la ciudad de Nizhniy Novgorod, sin poder volver al país y a la espera de la hora del nuevo vuelo, pues les cancelaron el regreso de último momento.

Al parecer, el viaje de vuelta a Costa Rica se canceló este viernes una hora antes de lo que se tenía previsto, pues supuestamente había un charter listo que salía a la 1 a. m. (del jueves). Son alrededor de 200 personas las que esperan que se resuelva su situación, según explicó una aficionada consultada por La Nación.

Cruce de versiones

Este diario se comunicó telefónicamente con Cortés entre tres ocasiones y además mediante tres correos electrónicos para formularle consultas a raíz del comunicado de la empresa WWCG.

Cortés declinó responder a las consultas de La Nación.

Específicamente, se le preguntó sobre los supuestos problemas de flujo de efectivo que manifiesta la compañía canadiense en el comunicado, si Destinos TV había accedido o no a contratar con esa empresa un avión A-330 y cómo respondía a dichas afirmaciones.

Este diario también consultó a Posada sobre la afirmación de Cortés de que WWCG y al Smith han estafado a otras empresas turísticas en más países del continente.

"Es cierto que tuvimos algunas cancelaciones de vuelos. Sin embargo, esto se debió a problemas de tipo administrativo y logísticos, jamás a una estafa como ha dicho el señor Cortés. Lo de la estafa no es más que una cortina de humo que Destinos TV ha querido lanzar, para distraer la atención y presentarse como víctimas", manifestó Posada.

El vocero también agregó que el equipo legal de WWCG ya valora eventuales acciones legales contra Cortés por sus manifestaciones.

"Sin duda, el señor Cortés hizo afirmaciones que no son ciertas y que han dañado el buen nombre de la empresa. En todo caso, tenemos las pruebas que demuestran que Destinos TV incumplió con los pagos acordados. Esta es la verdadera razón de la cancelación del vuelo", insistió Posada.