Carlos Láscarez S.. 20 agosto

La Arquidiócesis de San José decidió este lunes suspender a un sacerdote apellidado Víquez luego de que tres hombres presentaron una denuncia formal por supuestos abusos sexuales ocurridos, presuntamente, hace 20 años, cuando eran menores.

Entre las sanciones impuestas a Víquez, de 54 años, la Curia Metropolitana mencionó que “no puede ejecutar actos propios del ministerio sacerdotal”, específicamente los relacionados con los siete sacramentos de la Iglesia católica.

La carta fue firmada por el presbítero Rafael Ángel Sandí López, canciller de la Curia Metropolitana. Reproducción La Nación
La carta fue firmada por el presbítero Rafael Ángel Sandí López, canciller de la Curia Metropolitana. Reproducción La Nación

Monseñor José Rafael Quirós Quirós, arzobispo de San José, ordenó la inmediata investigación que exige la normativa eclesiástica y la prueba obtenida será enviada este martes 21 de agosto a la Santa Sede, en Roma, específicamente a la Congregación de la Doctrina de la Fe, instancia responsable de juzgar estos delitos.

Según la Curia Metropolitana, las denuncias fueron presentadas por tres hombres, al presente adultos. El primero de ellos planteó su acusación formal el 15 de mayo del 2018, por hechos que se remontan a 20 años atrás, indicó la Arquidiócesis por medio de una carta divulgada este lunes.

Los denunciantes afirman haber sido abusados sexualmente por el sacerdote Víquez cuando tenían entre 13 y 16 años, en las comunidades parroquiales en las que el cura ejerció su ministerio sacerdotal.

“En este momento el padre Víquez está suspendido, por lo que no puede ejercer ningún oficio propio del sacerdote. Ningún sacramento ni nada. Hemos tenido contacto con los que han declarado. Las normas que se han establecido muestran que la víctima es prioridad y se busca enmendar y ayudar a la persona que comete el error. Todo caso que ha llegado a la Arquidiócesis se ha tramitado. La denuncia civil no se ha dado”, manifestó Quirós.

Monseñor Quirós agregó que en los últimos cinco años se han llevado varios procesos contra curas, de los cuales seis han finalizado con la expulsión de estos del estado clerical.

“La Arquidiócesis de San José reafirma su compromiso con la lucha contra el abuso sexual y 'nos solidarizamos con las víctimas de estos graves delitos e injusticias cometidas”,manifestó el comunicado.

La Curia Metropolitana añade que: “Exhortamos a toda persona, en particular a afectados, padres de familia o encargados en situaciones similares a que presenten su denuncia en la Cancillería de la Curia”.