José Andrés Céspedes. 3 abril
Aresep explica que, en este momento de emergencia sanitaria, algunos operadores sufren una disminución en la demanda, mientras que otros reducen su nivel de ingresos como producto de una menor facturación. Foto: José Cordero
Aresep explica que, en este momento de emergencia sanitaria, algunos operadores sufren una disminución en la demanda, mientras que otros reducen su nivel de ingresos como producto de una menor facturación. Foto: José Cordero

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) hizo un llamado a la ciudadanía este viernes para que intente pagar los servicios públicos de agua y electricidad de forma oportuna, ya que su liquidez y capacidad financiera se han visto afectadas por la emergencia del nuevo coronavirus.

La Autoridad Reguladora manifestó su preocupación por la sostenibilidad, continuidad y calidad de los servicios públicos que reciben los usuarios en medio de la crisis por el covid-19.

Aresep explicó que en este momento de emergencia sanitaria, algunos operadores sufren una disminución en la demanda, mientras que otros reducen su nivel de ingresos como producto de una menor facturación. Según este ente, estos factores afectan su liquidez y capacidad financiera.

El regulador general, Roberto Jiménez, recalcó que “no pagar los servicios públicos básicos pone en grave riesgo la seguridad, salud y actividades económicas del país, con consecuencias gravísimas”.

Aresep hizo un llamado a la solidaridad y solicitó a los usuarios que pueden pagar sus recibos que lo hagan sin demora, ya que “en esta crisis, es necesario mantener los servicios robustos, para garantizar el suministro a toda la población y prevenir la propagación del virus”.

De igual manera, le recordó a quienes tienen inconvenientes para cancelar sus facturas que se acerquen al prestador del servicio para conocer cuáles opciones de pago les pueden ofrecer.

"La medida de arreglos de pago es para quienes se han visto afectados económicamente por la crisis. No se debe afectar la prestación de los servicios públicos, ni su calidad; por no podemos dejar de pagarlos”, insistió Jiménez.