Alexánder Sánchez. 30 marzo
Aunque Lumaca esperaba un incremento de ¢190 en los pasajes de su servicio entre San José y Cartago, más bien recibió una rebaja de ¢20. Foto: Rafael Pacheco
Aunque Lumaca esperaba un incremento de ¢190 en los pasajes de su servicio entre San José y Cartago, más bien recibió una rebaja de ¢20. Foto: Rafael Pacheco

En medio de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, los usuarios de la ruta San José-Cartago tendrán un alivio en su bolsillo.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) rechazó una solicitud de aumento de ¢190 y, por el contrario, aprobó una rebaja de ¢20 en la ruta operada por la empresa Lumaca.

La nueva tarifa, según lo dispuesto por la Aresep, pasará de ¢630 a ¢610 y comenzará a regir a partir del día siguiente de su publicación en el diario oficial La Gaceta.

Lumaca había pedido el incremento del 30%, con el cual el costo hubiera sido de ¢835 por pasajero.

Las audiencias públicas en las que se discutió el ajuste se efectuaron el 26 de febrero, en Cartago y Zapote. En ambas reuniones se presentaron un total de 369 oposiciones, de las cuales se admitieron 234.

Durante esos encuentros, los usuarios de Lumaca se opusieron al aumento solicitado señalando fallas en el servicio, como malos tratos -sobre todo a adultos mayores-, estado de los buses y desperfectos en las rampas para personas con discapacidad.

También alegaron la difícil situación económica del país.

El 26 de febrero, en audiencia pública, unos 150 usuarios de la ruta San José-Cartago se opusieron al aumento solicitado por Lumaca. Foto: Keyna Calderón
El 26 de febrero, en audiencia pública, unos 150 usuarios de la ruta San José-Cartago se opusieron al aumento solicitado por Lumaca. Foto: Keyna Calderón

Al final, la Aresep resolvió rechazar la solicitud de Lumaca y fallar en favor de los usuarios. Las razones expuestas son las siguientes:

“Luego del análisis técnico exhaustivo se resolvió, en apego a la metodología tarifaria vigente, rebajar la tarifa en 3,12%, es decir, ¢20 menos a la tarifa actual.

"La principal razón de esta rebaja es que la Aresep utilizó el dato de volumen de pasajeros aprobado por el Consejo de Transporte Público (CTP), de acuerdo con lo señalado en la sección 4.7.1 de la metodología tarifaria vigente, mientras que la empresa presentó uno propio que no ha sido aprobado por el CTP”, detalló la Autoridad mediante comunicado de prensa.

Según la Aresep, otros aspectos que influyeron en la rebaja fueron “un precio del combustible menor y un tipo de cambio más bajo. Además de que la Aresep utilizó el esquema de horarios aprobado por el CTP, según la metodología”.

Argumentos de Lumaca.

Entre otros argumentos, Lumaca sustentó su solicitud de aumento en un estudio presentado por la compañía, en setiembre pasado, que evidenciaba un crecimiento de sus gastos operativos.

Además, la compañía señaló un aumento en el precio del diésel y una serie de inversiones realizadas en la flota.

“Nuestra ruta 300 se compone de 22 ramales y contamos con 136 unidades para dar este servicio. Hemos realizado una renovación de flota, lo que significa para nosotros una gran inversión", expresó en febrero Manuel Muñoz, vocero de Lumaca.

“Cumplimos con la ley 7600 (Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad), asientos confortables tipo butaca, asientos especiales para personas con discapacidad, asiento ergonómico para los conductores.

"Otro factor que incide en los costos de operación es el precio del diésel, pagamos cánones al CTP (Consejo de Transporte Público); la demanda de pasajeros ha disminuido en un 5%, al igual que las carreras en un 7 %”, argumentó Muñoz.

Hasta el momento, empresa no se ha referido a la decisión tomada por la Aresep.