Servicios

Antiguo Hogar Crea se transforma en centro de atención para niños y adolescentes con autismo

En las cercanías de Paraíso, lugar donde se ubica el centro, se estima que hay unos 750 menores de edad con trastorno del espectro autista

Un lugar que por años ayudó a rehabilitar a cientos de personas con problemas de drogadicción, ahora se prepara para recibir a niños y adolescentes con autismo.

Las instalaciones del Hogar Crea, en Birrisito de Paraíso, en Cartago, fueron cedidas a la Asociación de Autismo del cantón de Paraíso, para la creación de un centro que ofrecerá terapias, enseñanza y esparcimiento gratuito.

La Asociación Pueblito de Costa Rica fue la que cedió esas instalaciones, en aras de ayudar a la población con autismo en esa zona del país.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), popularmente conocido como autismo, es una condición caracterizada por un desorden del desarrollo de las funciones del cerebro. Quienes la presentan tienen una interacción social limitada y problemas con la comunicación verbal y no verbal.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que, en el mundo hay más de 70 millones de personas con TEA. En Costa Rica no hay estadísticas oficiales, pero se estima que hay unas 64.000 personas.

Efraín Sandoval, presidente de la Asociación de Autismo de Paraíso, afirmó que, de momento, realizan una campaña para recolectar materiales y dinero para reconstruir parte de las edificaciones, pues “fueron dejadas en muy mal estado”.

“Hemos recibido también la colaboración del alcalde paraiseño, Carlos Ramírez, quien nos ha dado colaboración en la limpieza y mantenimiento de las instalaciones, y nos prometió más apoyo para aligerar la entrada en función de este centro pionero”, dijo Sandoval.

Xiomara Pereira, vicepresidenta de la Asociación, manifestó que, inicialmente, se trabajará con niños y jóvenes entre los 3 y los 17 años, pero que se espera posteriormente tener espacio para personas mayores de edad.

Una encuesta realizada por la Asociación determinó que hay, al menos, 750 jóvenes en las regiones cercanas al centro que presentan el TEA.