Patricia Recio. 10 noviembre, 2020
El alcalde de Liberia afirmó que su interés es velar por que el cantón que dirige no sufra mayor afectación a causa de la covid-19/Fotografia: JOHN DURAN
El alcalde de Liberia afirmó que su interés es velar por que el cantón que dirige no sufra mayor afectación a causa de la covid-19/Fotografia: JOHN DURAN

El alcalde de Liberia cambió su criterio sobre la restricción vehicular, pues aunque cree que la medida debe flexibilizarse, está de acuerdo con su aplicación, así como con las medidas que dicte Salud para evitar la propagación de la covid-19.

A pesar de esa convicción, mantendrá su firma en la demanda que un grupo de jerarcas municipales presentará contra el decreto de emergencia emitido en marzo por el Gobierno para hacer frente a la pandemia.

Luis Gerardo Castañeda reconoce la contradicción.

“Mi preocupación es el cantón de Liberia, nadie ha investigado el fondo de lo que vivo ahorita, con inundaciones, con covid y muchas situaciones más (...) tengo una situación de desempleo muy grande, Liberia tiene 70.000 habitantes, se despidieron personas de hoteles, de fincas y tenemos un desempleo mayor, yo entiendo y reconozco porque soy de apoyar las medidas que ponga el Ministerio de Salud, pero a mi nadie me ha dicho cómo estamos haciendo con el comercio porque yo ahorita estoy al filo de la navaja para que me pasen a rojo y yo no quiero que me cierren la Municipalidad, no quiero que me cierren el comercio liberiano”, dijo a La Nación este martes.

Frente a esa preocupación, admite que ha habido un incremento importante de casos en los últimos días.

Hasta este martes, el cantón de Liberia registraba 1.187 casos del nuevo coronavirus, de los cuales 895 corresponden a casos activos.

“Yo no apoyo la restricción vehicular porque no se ha realizado de la forma correcta, hemos tenido supuestas anomalías, con transportes de ilegales en horas de la noche (...) pero a mi me duele ver en el hospital la cantidad de gente haciendo la prueba, yo rectifico, si tengo que rectificar porque yo velo por los míos.

“Estoy de acuerdo en la restricción, pero tiene que ser más flexible para los que trabajan con su carro”, manifestó entre contradicciones.

Castañeda también confirmó que sus objeciones se refieren a la restricción que motivó la demanda inicial, es decir la que imperó en agosto. Por eso, le parece positivo que ya no se le quiten las placas a los carros de conductores sancionados por incumplir la medida.

A pesar de esos cambios, mantendrá la firma en la demanda conjunta contra el Estado.

“Respeto las medidas del Ministerio de Salud, pero a veces no piensan en el pobre que trabaja para mantener a su familia, aquí dieron alimentos en abril, mayo y ahorita en Liberia hay hambre”, insistió.

El lunes, un grupo de alcaldes anunció que presentaría una nueva demanda contra el Estado, por las medidas implementadas para frenar la progación de la covid-19.

Esa decisión se dio luego de que un juez les diera la razón sobre una medida cautelar presentada contra dos decretos que rigieron en agosto relacionados con la restricción vehicular y que actualmente no están vigentes; por lo que el Gobierno ha insistido en que la restricción se sigue aplicando.

Ahora los jerarcas locales pretenden impugnar el decreto de emergencia publicado en marzo anterior, en el cual se incluye además de la restricción, el cierre de actividades económicas, suspensión de eventos masivos y otras medidas sanitarias para hacer frente a la crisis originada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Hasta este martes, 118.566 en el país han padecido covid-19, de ellos 1.502 fallecieron.