Juan Fernando Lara Salas. 8 enero
La Cámara de Turismo y la municipalidad de Garabito instalaron varas de bambú en la arena de playa de Jacó en julio del año pasado para indicar a los turistas la distancia de cada burbuja social. Así lucía la playa de Jacó el 26 de julio / Fotografía: José Cordero
La Cámara de Turismo y la municipalidad de Garabito instalaron varas de bambú en la arena de playa de Jacó en julio del año pasado para indicar a los turistas la distancia de cada burbuja social. Así lucía la playa de Jacó el 26 de julio / Fotografía: José Cordero

Tobías Murillo, alcalde de Garabito, acusó al Gobierno de falta de rigor técnico al fijar el horario para el cierre de playas como medida para evitar contagios de covid-19.

Por esta razón, el jerarca municipal desafió las medidas al ampliar el horario para uso de esos espacios en su cantón. Por lo tanto, en Garabito, los bañistas pueden permanecer hasta las 6 p. m., según acordó este jueves el Concejo Municipal de Garabito.

“Fuimos los primeros cuando arrancó esta emergencia en cerrar las playas por prevención y tenemos conciencia pero, en este caso, no tenemos cómo estar de acuerdo”, refirió al ser consultado este viernes por La Nación.

Para Murillo, la medida del Ejecutivo es una violación a la autonomía municipal, según refirió en un video que divulgó por Facebook.

“Que conozca, no sé de un decreto que esté por encima de una ley” , afirmó en referencia a la Ley Nº 6043 (Ley sobre la Zona Marítimo Terrestre), según la cual las municipalidades de cantones costeros administran las playas.

En criterio del funcionario, no hay rigor técnico y considera que la decisión del Ejecutivo fue arbitraria, por lo cual solicitó revisión de la medida según la cual, para evitar contagios, las playas solo pueden operar de 5:30 a. m. a 2:30 p. m. durante este mes.

Este viernes, Murillo aseguró que sostuvo una reunión virtual, un día antes, con el jerarca de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, y con Patricio Morera, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM).

Según Murillo, las autoridades están analizando sus argumentos y estarían ofreciendo una respuesta a sus planteamientos este mismo día.

En un comunicado emitido el lunes, Murillo había advertido de que el horario impuesto por el Gobierno golpea al turismo de cantones costeros, cuyas playas dinamizan actividades económicas en verano.

En el documento, Murillo dijo haberle remitido un oficio a las autoridades de los Ministerios de Salud y Turismo, así como de la CNE solicitando a estos “tener conciencia” y pasar el cierre para las 5 p. m. y ampliar los horarios de restricción vehicular.

“En Garabito contamos con una serie de playas muy atractivas que, por la cercanía con San José, son de fácil acceso tanto para los turistas nacionales como extranjeros, y sin duda esta medida oficial afecta directamente al comercio, al turismo y a la economía general de nuestro cantón”, afirma Murillo en el comunicado.

(Video) Garabito desafía cierre de playas por covid-19

Murillo también abrió fuego contra la restricción vehicular decretada para los fines de semana, cuando los sábados solo podrán circular vehículos terminados en números pares, y los domingos, en impares.

Según el alcalde, esto limita las posibilidades de las personas de tomarse el fin de semana completo de descanso en la zona porque, sea sábado o sea domingo, se exponen a una multa y el retiro de placas.

“Qué parámetros usaron para medir el horario de las playas, me parece que es una medida que no tiene un verdadero análisis objetivo porque ...¡diay!, entonces deberíamos cerrar la avenida central y otras periferias, se daña a cantones que apenas se están levantando”, aseguró Murillo en el video divulgado por la Municipalidad.

En julio pasado, Murillo amenazó al Gobierno con levantarse contra las medidas sanitarias, luego de que Garabito quedara bajo las restricciones de un cantón naranja.

La CNE levantó las restricciones porque al parecer la declaratoria de ese cantón en naranja se dio por error.