Juan Diego Córdoba González. 3 octubre
El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber retomó operaciones el 5 de setiembre, luego de que el gobierno reabriera sus fronteras aéreas. Fotografía: Cortesía del ICT
El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber retomó operaciones el 5 de setiembre, luego de que el gobierno reabriera sus fronteras aéreas. Fotografía: Cortesía del ICT

La apertura total de la frontera aérea con Estados Unidos para la temporada alta de turismo eleva las expectativas de recuperación económica en este sector, fuertemente golpeado por la emergencia sanitaria.

Coriport, empresa operadora del Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, de Liberia, espera que la terminal guanacasteca pueda recuperar al menos 40% del tráfico aéreo de la última temporada prepandemia.

De acuerdo con el gerente general de la operadora aeroportuaria, César Jaramillo, hay muchas variables que podrían afectar esa proyección, como por ejemplo el estado de la emergencia sanitaria en el país, los requisitos que piden a los turistas y la capacidad de Costa Rica para atraer a los principales mercados.

"Yo tengo en general una visión positiva de la temporada alta, en el sentido de que podamos atraer una fracción –no lo que estábamos acostumbrados–, que pueda salvar, hacer que sobreviva una parte importante del sector turístico nacional.

“Sin la apertura total de Estados Unidos, puede andar entre un 15% o 20%, pero si se anuncia y a tiempo la apertura, podemos tener entre un 40% o 50% de vuelos y flujos de pasajeros que teníamos”, afirmó.

Jaramillo brindó esas declaraciones a La Nación este jueves, justo un día antes de que el gobierno anunciara la apertura total para el mercado nortemericano.

De acuerdo con las estadísticas disponibles en el sitio web de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) entre diciembre de 2019 y marzo de 2020, hubo un flujo de 539.000 pasajeros que entraron o salieron por el aeropuerto liberiano.

La temporada alta se inicia luego del fin de semana de celebración estadounidense de Acción de Gracias, es decir, después del 26 de noviembre. Y se extiende hasta marzo.

El ministro de Turismo, Gustavo Segura, declaró que ese anuncio se da justo a tiempo para poder empezar a atraer a los principales mercados.

“Nos faltan cinco o seis semanas, pero dar el anuncio hoy (viernes) es bien importante, porque da un margen de tiempo para que las aerolíneas puedan programar sus rutas, asignar sus aviones, sacar sus boletos a la venta y empiece a haber un flujo de reservaciones internacionales más importante del que hemos tenido”, afirmó Segura.

En plena temporada baja, el aeropuerto de Liberia recibe 10 vuelos semanales provenientes de Newark, Houston, Miami y Dallas de las aerolíneas American y United.

Pese a que el país reabrió sus fronteras aéreas el 1.° de agosto, el aeropuerto de Liberia recibió su primer vuelo hasta el 5 de setiembre, para cuando se habilitaron viajes desde algunos estados americanos.

Desde antes del anuncio de la apertura total con Estados Unidos, Coriport trabajaba para aumentar el número de viajes y aerolíneas.

"Nosotros tenemos vuelos de Europa, que justamente arrancan para esa época, desde Amsterdam y desde Londres con las compañías KLM y TUI. También es la época de predilección de los canadienses para venir aquí, entonces tenemos orígenes de Vancouver, Toronto, Edmonton.

“Esperamos con mucho entusiasmo la apertura de California, porque de ahí esperamos vuelos de Alaska y Jet Blue, también Delta y muchos más vuelos de Houston y Miami”, afirmó Jaramillo.

Más turistas

Esta es una buena noticia para el sector turístico guanacasteco, en particular.

El 84% del mercado internacional del Pacífico Norte proviene de Estados Unidos, según datos de la operadora aérea.

De acuerdo con la Cámara de Turismo de Guanacaste (Caturgua), esta apertura servirá para empezar a encender los motores y medir la velocidad en la que se podría recuperar el sector.

"Por eso es la necesidad específica de la apertura total de Estados Unidos para que empecemos a ver si hay alguna reactivación de nuestra industria.

"Tenemos que esperar que las aerolíneas empiecen a programar sus vuelos, porque si no lo hacen, la gente no puede venir. Otro de los factores más importantes es ver que la demanda empiece a existir, es decir, que exista esa voluntad de subirse a un avión y venir a un destino como el nuestro.

“Por ahora lo que estamos viendo es que el factor de carga está siendo de 30% o 35% que es muy bajo”, afirmó Hernán Binaghi, presidente de la organización.

De acuerdo con la cámara empresarial, el turista nacional apenas representa apenas un 5% de la demanda en Guanacaste, por lo que muchos de los grandes hoteles no han podido reabrir después del cierre de marzo.