Ángela Ávalos. 17 julio
Autoridades de la CCSS y Salud inauguraron este miércoles la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad, en las inmediaciones del del Hospital Nacional de las Mujeres, en San José. Fotografía: Ángela Ávalos
Autoridades de la CCSS y Salud inauguraron este miércoles la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad, en las inmediaciones del del Hospital Nacional de las Mujeres, en San José. Fotografía: Ángela Ávalos

Un grupo de 15 mujeres con problemas de fertilidad se convertirá en el primero en recibir tratamiento de fertilización in vitro de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en la unidad inaugurada oficialmente este miércoles.

Jerchell Barrantes Solórzano, director de la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad (UMRAC), confirmó que el equipo inició labores desde el 3 de junio, momento desde el cual han evaluado 275 casos nuevos, 77 procedimientos distintos, 55 espermogramas, entre varios de los tratamientos que están en capacidad de hacer.

En estas 15 primeras mujeres se iniciará la estimulación ovárica para el posterior tratamiento de fertilización in vitro. Diez días después de ese procedimiento, se sabrá si alguna quedó embarazada.

La obra, que supera los $8 millones, está ubicada en las inmediaciones del Hospital Nacional de las Mujeres, en San José.

Su edificación y entrada en funcionamiento responde a un fallo de la Corte IDH, del 2012, que obligó también a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a incorporar estas terapias.

El gerente médico, Mario Ruiz Cubillo, destacó el esfuerzo interinstitucional realizado para ver concluido este proyecto.

La CCSS inaugura la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad para realizar tratamientos de fertilización in vitro por primera vez, en cumplimiento a un fallo de la Corte IDH. Recorrido con altas autoridades de la CCSS y del Ministerio de Salud. ▶ Lea más: https://bit.ly/30EkiCK

Posted by nacion.com on Wednesday, July 17, 2019

“Hemos creado 24 plazas para esta unidad. Esta Unidad va más allá de un edificio. Es una conceptualización del tratamiento que se va a realizar”, manifestó el gerente.

Según información de la CCSS, en cada transferencia que se realice en esta Unidad se invertirán $26.819, monto que incluye todas las consultas, las pruebas y las transferencias (hasta dos).

“Lo que estamos inaugurando hoy no es un servicio más de la Caja. Estamos ofreciendo a muchas personas la oportunidad de tener un hijo, para muchos, la meta más importante de su vida”, dijo el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya Hayes.

Cumplimiento de sentencia

Esa técnica de reproducción asistida fue prohibida por la Sala Constitucional en el año 2000, tras lo cual varias parejas infértiles presentaron denuncias ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Los magistrados de ese tribunal internacional dieron la razón a las parejas en noviembre del 2012 y condenaron al Estado costarricense a restablecer la fertilización in vitro; también exigió a la Caja facilitar este tratamiento en los hospitales públicos.

La institución atendería a unas 178 pacientes al año, según proyecciones al 2025. Cada una, tendría derecho a realizarse un máximo de dos ciclos o intentos para lograr el embarazo.

Cada procedimiento dura tres semanas y está precedido por un proceso que incluye, al menos, 38 consultas.

Si se logra el embarazo, la persona recibirá un seguimiento médico en la UMRAC hasta las 12 semanas de gestación.

Después de ese periodo, será referida a la consulta de alto riesgo obstétrico del hospital ubicado en su zona de residencia.

“Las familias que esperan FIV se sienten muy contentas con la apertura de la Clínica FIV (Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad) que inició funciones el 3 de junio y que brinda ya las primeras atenciones médicas”, manifestó en un comunicado el abogado Hubert May, quien representó a un grupo de parejas infértiles ante la Corte Interamericana.

Según May, quedan todavía aspectos que deberán discutirse conforme avanza la técnica; entre ellos, la situación de infertilidad a consecuencia de operaciones médicas como método de planificación familiar.

ARCHIVO (Video) Pareja demandante por FIV: 'Nos quitaron ser una familia'

Filtro inicial

El presidente ejecutivo de la CCSS, destacó que la UMRAC fue levantada con recursos propios. El costo de cada transferencia, explicó, incluye todas las consultas y procedimientos que le preceden.

Un 80% de los casos de infertilidad se resuelven con técnicas de baja complejidad, como la inseminación artificial, un de las más comunes, y que se realizan en el Hospital México y el Nacional de las Mujeres.

A esta unidad llegarán solo quienes hayan pasado por este filtro, que corresponde a un 15% o 20% de las parejas que no pueden lograr la fecundación con técnicas menos complejas.

De la población total costarricense se calcula que un 3,3% requerirá técnicas de reproducción asistida de alta complejidad.

“El avance tecnológico al que ha llegado la humanidad nos permite esto. Tenemos que seguir luchando para que la población tenga acceso a estas nuevas tecnologías”, dijo el ministro de Salud, Daniel Salas Peraza.

El Ministerio, explicó Salas, hizo una labor de habilitación muy importante para garantizar que se cumplió con el fallo de la Corte IDH y para asegurar el acceso a este tipo de tratamientos de punta para todos.

La obra significó una inversión superior a los $8 millones para la CCSS. Funciona desde el 3 de junio. En estas semanas, ahí han evaluado 275 casos pero 15 serán los primeros en comenzar la estimulación ovárica. Foto: Ángela Ávalos
La obra significó una inversión superior a los $8 millones para la CCSS. Funciona desde el 3 de junio. En estas semanas, ahí han evaluado 275 casos pero 15 serán los primeros en comenzar la estimulación ovárica. Foto: Ángela Ávalos