Salud

Con la ficha 1.126, mujer espera implante de cadera en la CCSS

Más de un año después de ingresar a lista de espera, Hazel López solo ha visto salir de ese registro a dos personas. La mujer, de 35 años, necesita implante y reconstrucción articular

La voz se le quebró al preguntarle cuántas horas lograba dormir. En los últimos tres años, casi nada, por no decir que nada. Su nivel de dolor diario está entre 9 y 10, los máximos, los inhabilitantes, los que arrebatan vida. Al menos, la que Hazel López Salas conoció hasta el 2018.

López tiene 35 años y es ingeniera industrial. Vive en Guadalupe de Alajuela junto con su mamá y su único hijo, Fabricio Alvarado López, de 9 años. Es, además, la paciente 1.126 en lista de espera por una operación de cadera en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Ese es el número que le muestra el Expediente Digital Único en Salud (EDUS) desde que ingresó en esa lista, el 3 de julio del 2020. Los números prácticamente no se han movido desde entonces, dice López. En todo este tiempo, solo dos pacientes han salido de la lista.

Hazel López sufre coxartrosis en su cadera izquierda, un tipo de displasia que justifica una operación de implante y reconstrucción articular. Los síntomas de esa enfermedad, que padece desde niña, se agudizaron en el 2018 y hoy la tienen completamente inhabilitada para actividades de la vida diaria tan simples como lavarse los pies.

Ortopedia mantiene el primer puesto entre las especialidades quirúrgicas críticas de la CCSS, con un tiempo de espera de 771 días, según el corte al 31 de agosto, de la Unidad Técnica de Listas de Espera (UTLE), adscrita a la Gerencia Médica de la Caja.

De trabajar intensamente como ingeniera industrial a cargo de numerosas líneas de producción y de hacer senderismo frecuentemente, esta joven pasó a depender de un bastón para movilizarse y a recluirse casi permanentemente en su casa por temor a caer y a la mirada curiosa de la gente, por su forma de caminar.

De no ser por un recurso de amparo ante la Sala IV, López aún estaría esperando la cita que originalmente le programaron con el especialista en Ortopedia para el 2024. Un fallo de la Sala Constitucional permitió que le adelantaran al 2019 esa consulta, que solo sirvió para que la incapacitaran todo ese año debido al avanzado deterioro de su cadera y del impacto de esto para trabajar.

“El doctor del Hospital San Rafael me dijo desde el principio que lo mío era muy grave y que necesitaba operarme, pero no estaba en las prioridades por mi edad. Estas operaciones generalmente son para personas adultas mayores. Me pensionaron muy rápido por invalidez, en enero del 2021, pero eso no era lo que yo quería. La operación era lo que yo necesitaba para recuperar mi vida”, comentó López.

La incluyeron en lista de espera para esa cirugía en julio del 2020, y como suele pasar, la llamada para convocarla a la operación nunca llegó.

Tuvo que poner otro recurso de amparo, en julio pasado. La respuesta de los magistrados fue a su favor. En este otro fallo, de finales de setiembre, le dan tres meses al Hospital San Rafael de Alajuela para que le haga la cirugía. Hasta este 2 de noviembre, esa otra llamada para operarla tampoco había llegado y ella sigue viendo el 1.126 a su nombre en la lista de espera del EDUS.

“Vivo con el teléfono a cuestas, no vaya a ser que digan que me llamaron y no contesté. Si no me operan, la otra cadera se puede dañar. De hecho, ya se está dañando. En lo físico, la pierna tiene una disminución notable de masa muscular. El dolor es 24/7. Paso con metadona y tramadol en gotas, pero es insuficiente. No duermo y mi vida no es la misma”, relató López.

Esta no es la primera lucha por su vida. Hazel López sufrió un accidente de tránsito hace 24 años que le dejó como secuela una colostomía: debe utilizar de por vida una bolsa especial para evacuar sus heces. Ella comparte su vivencia en sus redes sociales en un blog personal, titulado ‘Con una bolsa también se sueña’, donde anima a otros que han pasado por lo mismo.

López reconoce que esta nueva lucha no ha sido nada sencilla, ni física ni emocional ni económicamente, pero está dispuesta a enfrentarla, como lo hecho con cada desafío que se le ha presentado desde aquel accidente que la marcó en su niñez.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.