Irene Vizcaíno. 10 enero

Cada 12 minutos llega a las salas de emergencia de hospitales públicos un paciente víctima de choque, atropello o vuelco.

Esa es la estimación que resultó al dividir en días y minutos, los 43.987 pacientes que se atendieron el año pasado en los 29 hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en todo el país, víctimas de accidentes e imprudencias en carreteras.

Año
Pacientes Costo (en millones)
2015 25.629 ¢25.135
2016 31.748 ¢23.362
2017
43.987 ¢30.437
Fuente: CCSS

De hecho, los politraumatismos por esas circunstancias se convirtieron en uno de los "diagnósticos más frecuentes", informó la Caja en un comunicado este miércoles.

La factura por la atención tanto en Emergencias, como Consulta Externa y Hospitalización llegó a ¢30.437 millones.

Al comparar el número de pacientes con respecto al 2016, hay un aumento del 38% (12.239 personas más). Al revisar la factura, el incremento fue de 30%.

“La situación es preocupante, toda vez que este tipo de atenciones, en muchas ocasiones, desplazan a los procedimientos que tiene programados la institución en pacientes con diversas enfermedades que requieren atención oportuna”, señaló la institución.

El informe fue elaborado por Wven Porras Núñez, de Riesgos Excluidos de la CCSS y Liza Vásquez, coordinadora de la Comisión Central de Incapacidades de la CCSS.

También las autoridades de Tránsito han enviado la alerta por las consecuencias de los accidentes en carreteras, que llegaron a niveles de epidemia en los últimos años.

Así, la tasa de mortalidad por esa causa pasó de 5,39 por cada 100.000 habitantes en 2013 a 9,16, en el 2016, solo tomando en cuenta los fallecidos en el sitio del percance, sin incluir a los que mueren horas, días o meses después en los centros médicos.

La mayor cantidad de víctimas son los motociclistas.

De acuerdo con un informe de la Policía de Tránsito, este mes, ese vehículo sigue encabezando los accidentes fatales. Durante 2017, 195 fallecidos iban en moto, sea de conductores como acompañantes. Un año atrás, las víctimas fueron 199.

Los más costosos

Según la Caja, hubo 571 casos que, por su gravedad, requirieron intervenciones con un costo mayor a ¢12 millones, es decir, el doble del máximo que respalda la póliza del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA).

Solo atender a esos pacientes significó una erogación por ¢14 231 millones, de los cuales la CCSS solo podrá recuperar ¢2.830,5 millones, es decir un 20%.

Aparte de los costos de atención, la Caja también evaluó las incapacidades debido a accidentes de tránsito. Estas significaron ¢4.038 millones.