Kimberly Herrera, Fernando Gutiérrez. 25 marzo
Los médicos piden que se cancele es servicio de consulta externa en el Hospital San Juan de Dios. Foto: Rafael Pacheco
Los médicos piden que se cancele es servicio de consulta externa en el Hospital San Juan de Dios. Foto: Rafael Pacheco

La Sala Constitucional admitió para estudio un recurso de amparo interpuesto por un grupo de médicos del servicio de Consulta Externa del Hospital San Juan de Dios contra la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Salud.

En el documento, que se tramita bajo el expediente 20-005730-0007-CO, los nueve doctores firmantes señalan que ninguna de las medidas que seguridad y prevención que han tomado las autoridades de Salud hasta ahora y ante la propagación del nuevo coronavirus, covid-19, les incluye a ellos directamente, ni a sus pacientes.

“Sostienen que su trabajo cotidiano les representa un riesgo inminente de contagio de ese virus, situación que les afecta de manera directa a ellos y a los pacientes que atienden, que representan una gran cantidad, quienes a su vez tendrán contacto con personas. Resalta que dentro de los pacientes atienden pacientes de riesgo, quienes también se ven expuestos a un inminente riesgo de contagio y, por ende, peligro para su vida”, señala el documento de la Sala Constitucional que da trámite a la gestión.

De acuerdo con los médicos, debido al tipo de atención deben estar a menos de dos metros de distancia de los pacientes, lo que expone sus condiciones de salud y la de los pacientes, muchos en condición de riesgo.

“Añaden que los consultorios en los que trabajan y el tipo de procedimientos que realizan, les impiden mantener una distancia prudente para evitar contacto físico con sus pacientes. De allí que tomar en cuenta que muchas personas pueden portar el virus y no presentar síntomas, es que reitera que se encuentran expuestos a un riesgo de contagio inminente, de inmensa dimensión si se considera que cada persona involucrada en su movilización y vida cotidiana tiene contacto con muchas otras personas más", añade el curso del amparo.

Asimismo, afirman que aunque en otros centros médicos se ha suspendido la consulta externa y se ha instruido al aislamiento de otros funcionarios, ellos siguen con el mismo ritmo de trabajo y no cuentan con toda la indumentaria de protección ante el virus.

La intención de los médicos es que se tomen medidas de aislamiento y suspensión del servicio de consulta externa que satisfaga plenamente el derecho a la salud.