Josué Bravo. 5 agosto
La reunión entre representantes de Gobierno y sindicatos se realizó a puerta cerrada en el noveno piso de la sede central de la CCSS, en San José. Foto: CCSS para LN
La reunión entre representantes de Gobierno y sindicatos se realizó a puerta cerrada en el noveno piso de la sede central de la CCSS, en San José. Foto: CCSS para LN

Luego de once horas de negociación, el Gobierno no logró llegar a un acuerdo con los sindicatos de la CCSS para evitar que fueran a huelga a partir de las 6 a. m. de este lunes.

Las organizaciones gremiales de la Caja llamaron a protestar contra de regulaciones incluidas en la reforma fiscal en materia de incentivos y evaluación de desempeño.

Al filo de las 3 a. m., Jonathan Zúñiga, secretario general del Sindicato Nacional de Servicios de Salud, confirmó que se retiraban sin lograr acuerdos.

“No estamos dispuestos a negociar los derechos adquiridos de trabajador”, dijo Zúñiga antes de dejar el piso nueve del edificio central de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en San José.

El dirigente declinó dar mayores detalles sobre los puntos que impidieron llegar a un entendimiento y se limitó a decir que la convocatoria a huelga se mantiene firme.

Mientras, Lenín Hernández, secretario general del Sindicato Nacional de Enfermería y Afines (Sinae), calificó la negociación como un fracaso.

La reunión fue convocada por el nuevo ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora. También acudieron el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, y el ministro de Trabajo, Steven Núñez.

Precisamente, Núñez aseguró que sí se lograron acercamientos importantes en algunos puntos y que hubo discrepancia en otros, pero declinó detallarlos para no afectar una futura negociación.

“La puerta del diálogo sigue abierta y el Ministerio (de Trabajo) sigue anuente para continuar con su labor de facilitador”, aseveró el jerarca.

Un criterio similar externó el jerarca de la CCSS, Román Macaya, quien sostuvo que se “avanzó muchísimo” en la búsqueda de un entendimiento entre las partes.

“Hay pequeños detalles donde no estamos todavía en un punto de encuentro. No quiero revelar esos puntos porque estamos muy cerca; esperamos que hoy se pueda concretar”, aseveró.

En cuanto a la huelga convocada para hoy en los servicios de salud, Macaya indicó que hay protocolos que activaron hace días para minimizar el impacto en la atención de los pacientes.

“Para evitar una huelga tenemos que llegar a un acuerdo y estamos muy cerca, pero aún no estamos ahí”, señaló esta madrugada.

ARCHIVO (Video) Sindicatos de CCSS rechazan propuesta de Gobierno

Bloque se retiró

Horas antes de que se rompieran del todo las negociaciones, un primer bloque de cuatro sindicatos de la Caja se había retirado del encuentro.

Ellos representan a la Unión Médica Nacional, la Asociación Nacional de Profesionales en Enfermería (ANPE), el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas (Siprocimeca) y el Sindicato Nacional de Médicos Especialistas (Siname).

Sus dirigentes alegaron que habían esperado demasiado tiempo para conocer la posición del Poder Ejecutivo respecto a una contrapropuesta que le presentaron a cambio de desistir de la huelga.

Rodrigo López, secretario de ANPE, señaló que las fuerzas humanas ya no daban para esperar más la contestación del Gobierno.

Entre tanto, Edwin Solano, presidente de la Unión Médica Nacional, consideró que los estaban haciendo perder el tiempo con la intención de que no pudieran organizarse para hoy.

“Le pedimos al Gobierno que respete los derechos adquiridos (de los trabajadores) como lo indica la legislación costarricense", manifestó Solano.

Calificó como “una vergüenza” la propuesta que les presentó el Gobierno al inicio del encuentro, el cual se realiza desde las 3:45 p. m. del domingo en la sede central de la CCSS, en San José.

¿Qué objetan?

La reforma fiscal establece límites al crecimiento presupuestario de la entidad, mayor rigor en la evaluación de desempeño de los empleados, y un freno al crecimiento en los incentivos.

Uno de los aspectos fundamentales que objetan los sindicalistas es que los incentivos se transformen en un monto nominal y dejan de ser un porcentaje del salario base, lo cual detiene el crecimiento exponencial de incentivos como las anualidades.

Por ejemplo, los empleados antiguos se quedaron con el monto nominal que recibían a 2018, mientras que los nuevos recibirán la suma correspondiente a 1,94% del salario base para los profesionales y de un 2,56% para los no profesionales. Ese monto no crecerá.

La misma medida se aplicará con otros incentivos, que tendrán freno.

Actualmente, por ejemplo, la Caja paga por anualidades 5,5% del salario base a los profesionales en ciencias médicas; 3,5% a los enfermeros y nutricionistas y 3% a los no profesionales

Dicho beneficio representa un costo anual de ¢240.000 millones, según una estimación con base en el presupuesto institucional del 2019.

Los sindicalistas también quieren que se cumpla un acuerdo que suscribieron el pasado 20 de febrero con las autoridades de la Caja.

En aquella ocasión, se convino mantener anualidades e incentivos y otros derechos laborales en vez de aplicar los cambios establecidos en la reforma fiscal.

En el acuerdo de febrero, la entidad tampoco estaba obligada a aplicar la regla fiscal, un mecanismo que le pondría límite a los gastos en momentos en que la Caja está desarrollando proyectos de infraestructura, equipamiento y dotación de personal.

No obstante, ya la Procuraduría General de la República y la Sala IV han aclarado que la restricción de aumento de presupuestos por arriba del 4,67% para el próximo año no rige ni para las pensiones ni para los seguros de salud de la Caja.

La madrugada de este lunes el presidente de la CCSS, Román Macaya, dijo esperar que en sintonía con esos pronunciamientos no se le aplique la regla fiscal a la institución.

“O sea, que en el tema de la regla fiscal estamos totalmente donde estábamos en febrero (acuerdo con los sindicatos)”, manifestó el jerarca.

(Video) ¿Cómo se va a cumplir la regla fiscal en el presupuesto del 2020?

¿Qué ofreció al inicio el Gobierno?

Según trascendió, al inicio de la negociación con los sindicatos de la CCSS el Gobierno presentó uan propuesta para buscar un acuerdo.

Uno de los puntos es permitir que la institución no aplique hasta marzo del 2021 (moratoria de 20 meses) la totalidad de los ajustes en materia de incentivos debido a “la imposibilidad tecnológica generada con ocasión del sistema de pago utilizado por la Caja”.

Otros puntos de la propuesta inicial:

* A partir de setiembre del 2019, las nuevas anualidades que se pagarán a los funcionarios de la CCSS serán el 1,94% y el 2,54%, según el caso.

* Si hay sumas de más pagadas al trabajador, estas serán recuperadas mediante el procedimiento correspondiente.

* Realizar un estudio integral de puestos de trabajo y remuneraciones en la institución que estará listo, a más tardar, en el segundo semestre del 2021.

* Se apoyará el proyecto de ley sobre pago bisemanal.

Con base en estos puntos, los sindicatos elaboraron una contrapropuesta que presentaron a los representantes del Gobierno, cuyo contenido no trascendió.

Nota actualizada a las 3:50 a. m. del lunes 5 de agosto.