Irene Vizcaíno, Daniela Cerdas E.. 5 agosto
La urgencia de mascarillas adecuadas para el personal de salud, tienen a la CCSS en medio de cuestionamiento. En la imagen, personal del Max Peralta de Cartago. Foto: Rafael Pacheco
La urgencia de mascarillas adecuadas para el personal de salud, tienen a la CCSS en medio de cuestionamiento. En la imagen, personal del Max Peralta de Cartago. Foto: Rafael Pacheco

A un día de cumplirse cinco meses de que se reportara el primer enfermo de covid-19 en Costa Rica, los contagios superaron los 20.000.

Daniel Salas, ministro de Salud, informó de que con los nuevos 580 enfermos confirmados para este miércoles, la cifra de contagios acmumulados llegó a los 20.417, 82% de ellos son personas en edad adulta, entre 18 y 65 años.

En hospitales hay 388 personas a consecuencia de la enfermedad y de ellos hay 100 en unidades de cuidados intensivos, uno de las variables más preocupantes para las autoridades de salud.

Otra cifra que desvela es la cantidad de muertes que se acerca a los 200. Para este mierćoles, hay 191, con 10 nuevos decesos.

Según Salas, de los 580 nuevos casos, más de la mitad (56%) están en San José, Alajuela, Desamprados, Alajuelita y Heredia.

El jerarca informó además de que aunque se aprobaron los protocolos presentados por el Ministerio de Educación Pública para el regreso a clases presenciales, al tiempo que aclaró que eso no significa que haya una fecha de regreso.

“Eso simplemente es un requisito, el visto bueno no significa que vayan a reanudarse las clases presenciales como ya hemos indicado, hasta el momento si es que se llega a dar, donde tengamos un panorama epidemiológico que permita esa reanudación es lo que indica ese trámite, es que ya hay un protocolo avalado”, dijo.

Sin renuncia en consideración

Luego de publicaciones de La Nación sobre contratos para adquirir 12 millones de mascarillas urgentes en los hospitales a proveedores inexpertos, el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, llegó a la conferencia para referirse a dichas adjudicaciones. Se presentó acompañado por Luis Fernando Porras, gerente de Logística.

En ninguno de los contratos, por un total de $4 millones, se ha concretado la entrega, uno de ellos ya está en proceso para ponerle fin.

Sobre este caso, los diputados conocerán mociones el jueves para determinar si se abre una investigación.

Ante consultas específicas, tanto Porras como Macaya rechazaron que consideren apartarse del cargo.

“Estamos a disposición de las autoridades que quieran revisar expedientes, es un proceso transparente y abierto y está publicado. Con el tema de presentar la renuncia, pues creo que hemos trabajado transparentemente y profesional”, dijo Porras.

En el mismo sentido se pronunció Macaya, quien reiteró que esperarán los resultados del informe solicitado a la Auditoría Interna de la entidad sobre todas las compras.

“No va a haber titubeos en eso, si es que encontramos algo anómalo”, manifestó.

El jerarca rechazó que la Junta Directiva haya recibido alguna denuncia sobre el caso, a pesar de la existencia de un documento enviado por la empresa Solumed, fechada el 13 de julio.

“Fuimos a buscar el Coin, el sistema de correspondencia institucional donde toda correspondencia tiene que llegar ,y hubo una nota que ingresó pero no iba dirigida a la Junta Directiva y que no estaba copiada”.

Según dijo, ahí entran “miles de documentos” y si no dice Junta Directiva “no se canaliza”.

Adelantó, sin embargo, que ese jueves, los directivos conocerán un informe del gerente de Logística “que está haciendo un trabajo en situaciones muy inusuales a nivel mundial".

Insistió en el otro informe que prepara la Auditoría, que no solo verá estas compras de mascarillas, sino toda las compras urgentes realizadas por la pandemia.

Casi concluida la conferencia, Macaya además agregó que también la Contraloría General de la República revisa estos contratos.