Salud

Niño de 8 años fallece por cuadro ‘fulminante’ de covid-19

Deceso se produjo tan solo seis horas después de hospitalizado. Menor no presentaba factores de riesgo

Un niño de ocho años que no tenía factores de riesgo falleció el 20 de setiembre anterior por un cuadro “fulminante” de covid-19, que ocasionó el deceso apenas seis horas después de que el menor ingresó a un centro médico.

Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, donde se atendió al paciente confirmó que se trataba de un menor “conocido sano previamente”, es decir sin ninguna enfermedad de fondo. “Fue recibido en una condición muy delicada lamentamos muchísimo está pérdida y enviarnos un abrazo solidario a su familia”, expresó la médica.

Actualización: Este martes 28 de setiembre, la médica explicó que la muerte habría sido causada por una rara inflamación cerebral.

Con este nuevo fallecimiento, ya se registran 13 fallecimientos de niños por covid-19 en lo que va de año 2021 y otros dos casos que se encuentran en investigación. Sin embargo, a lo largo de toda la pandemia, suman 20 los fallecidos de menos de 18 años.

Por su parte, Carlos Jiménez, subdirector general del centro médico pediátrico, informó de que para el jueves 24 de setiembre, había 18 niños en cuidados intensivos por covid-19.

Las infecciones y hospitalizaciones por la enfermedad en menores han aumentado paulatinamente, pero de forma constante, situación que no se había visto anteriormente en la pandemia.

“Durante toda la pandemia la proporción de los casos pediátricos venía en un 8%, un 8,4%. Desde hace un par de semanas ya se viene por encima de 9%”, dijo Arguedas a La Nación días atrás.

Arguedas agregó que los menores que requieren de internamiento, en su gran mayoría, tienen factores de riesgo que ya los hacían más vulnerables. “En covid-19 prácticamente el 100% de quienes se internan tienen enfermedades predisponentes”, manifestó Arguedas.

Dentro de estas condiciones están las enfermedades que requieren del uso de quimioterapia, como algunos tipos de cáncer o males hematológicos (en la sangre). También destacan cardiopatías congénitas o parálisis cerebral.

No obstante, a la fecha, se han dado excepciones, uno es el caso de este niño de ocho años y en agosto el de una niña de año y ocho meses. Ninguno tenía factores de riesgos que los predispusieran a agravarse.

Las autoridades del centro médico no son las únicas que advierten del incremento de las infecciones en menores. La Universidad Hispanoamericana (UH) también lo hizo en el reporte Una pandemia en perspectiva, de agosto anterior.

“Conforme transcurre el tiempo, se incrementa la utilización de camas de UCI. En lugar de ver picos aislados de aumento, vemos como desde marzo del 2021, lenta y sostenidamente se han ido aumentando los casos de menores hospitalizados con covid-19 en este centro”, cita el documento.