Juan Fernando Lara Salas. 29 marzo
Vista este viernes del centro de Alajuela donde era visible por la mañana el menor movimiento de personas y vehículos. La municipalidad allí ha tomado distintas medidas para facilitar el manejo de la crisis sanitaria. Fotos: Jorge Navarro
Vista este viernes del centro de Alajuela donde era visible por la mañana el menor movimiento de personas y vehículos. La municipalidad allí ha tomado distintas medidas para facilitar el manejo de la crisis sanitaria. Fotos: Jorge Navarro

Los alcaldes de los cantones con más casos del nuevo coronavirus apuran acciones preventivas para resguardar al resto de pobladores.

Al 28 de marzo, los cantones con más contagios eran Alajuela, con 53; San José, con 29; Santa Ana, con 16; Escazú, con 16; y Desamparados, con 11.

Las acciones abarcan las directrices emitidas por el Ministerio de Salud, como el cierre de espacios públicos y la suspensión de actividades de concentración masiva.

No obstante, algunas medidas también atienden particularidades de cada cantón ante la emergencia. En dos casos, Escazú y Santa Ana, además, se suspenderá el cobro de patentes a negocios afectados por los cierres.

Laura Chaves, alcaldesa de Alajuela, explicó que su Municipalidad donó al Servicio de Emergencias del Hospital San Rafael de Alajuela equipos valorados en ¢125 millones, lo que incluye una unidad de endoscopía y un monitor desfibrilador.

Actualmente, se realiza una modificación presupuestaria por ¢6 millones para adquirir dos respiradores dirigidos a la Clínica Marcial Rodríguez.

Otra línea de acción, explicó, es atender el creciente consumo de agua, para lo cual se contrataron camiones cisterna para Calle Limón y mejoras en el sistema de acueducto que abastece a las comunidades de Tuetal Norte y Sur, La Ceiba y Tiquis.

”Vamos a activar un tanque de almacenamiento que ya construimos para suplir a unas 6.000 personas que requiere de los páneles de control eléctrico. En eso hemos coordinado con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que nos está ayudando“, explicó.

Según la alcaldesa, el suministro está asegurado, pero con racionamientos en horarios fijos, por lo cual también aumentó la comunicación a la comunidad desde redes sociales e, incluso, perifoneo, para divulgar una campaña de uso racional de agua e invitación a estar en las casas.

Johnny Araya, alcalde de San José, permanece muy activo en el tema de vigilancia sobre el cumplimiento del cierre de bares, discotecas y otros espacios.

Citó, por ejemplo, el cierre de bibliotecas públicos, centros sociales de adultos mayores y todos los parques públicos.

“Tenemos una relación directa con autoridades nacionales y la Unión de Gobiernos Locales donde bajan directrices a todas las municipalidades y participamos en una serie de chats abiertos con alcaldes del país, donde se comparten directrices y evacúan dudas”, mencionó Araya.

Alimentos y condominios

La Municipalidad de Escazú, por su parte, creó un Banco de Suministros Humanitarios Municipal donde acopia alimentos no perecederos y artículos de higiene para armar paquetes dirigidos a personas en condición de pobreza y pobreza extrema del cantón.

Además, ese gobierno local hizo una modificación presupuestaria por ¢60 millones para compra de kits de higiene.

“Eso del banco de suministros estaba en el proceso para lanzarlo en el segundo semestre, pero lo adelantamos por la emergencia. Acá hay siete comunidades de alta vulnerabilidad a quienes queremos dirigir la ayuda para que puedan quedarse en sus casas”, explicó el alcalde escazuceño, Arnoldo Barahona.

Otras medidas incluyen operativos diarios ligados al acatamiento de cierre de sitios públicos y bares. No obstante, aclaró que la respuesta de comerciantes, bares y restaurantes ha sido positiva y sin mayor incidente.

“De hecho, haremos una resolución legal para que a aquellos comercios que forzosamente cerraron locales se les suspendan el cobro de patentes de licores para aliviar sus cargas”, agregó Barahona.

Gerardo Oviedo, alcalde de Santa Ana, comentó que, en ese cantón, abundan los condominios, por lo cual han girado medidas especiales como cierre de áreas comunes en los inmuebles y solicitud de más medidas de higiene en los accesos a estos.

Oviedo agregó que la Municipalidad también busca vías para subsidiar a familias con problemas económicos para que reciban algún tipo de subsidio si pierden su ingreso familiar.

La idea, explicó, sería proveer dinero para diarios de alimentación y algún tipo de apoyo económico a adultos mayores.

“Como otras alcaldías, tampoco vamos a cobrarles a nuestros comerciantes lo habitual en patentes y otras cargas porque queremos ser muy solidarios”, explicó.

En el caso de Desamparados, ese ayuntamiento ha lanzado algunas iniciativas colectivas de apoyo a pequeñas empresas.

Por ejemplo, la iniciativa ¡Quedate en casa y compra local!, la cual consiste en invitar a los ciudadanos a divulgar los datos de contacto si conocen de empresas o emprendimiento de comida, verdulería, supermercado, entre otros, con servicio de entrega a domicilio.

La idea es compartir la información en el sitio de Facebook de la Municipalidad y etiquetar a los proveedores en la publicación para que reciban pedidos.

Esto pretende ayudar a los emprendimientos a mantenerse y, además, proveer suministros a los hogares sin que alguien en estos deba salir de la casa.

“Convirtamos este posteo en una agenda comercial, donde todos puedan dar a conocer su servicio”, invita la municipalidad.

¡Quedate en casa y compra local! Si tenés una empresa o emprendimiento de comida, verdulería, supermercado, entre...

Posted by Municipalidad de Desamparados on Friday, March 27, 2020

El municipio también ha pedido ayuda desde redes sociales a la ciudadanía a denunciar a la línea 2250-1480 a aquellos bares en operación e incluso restaurantes que incumplan el mandato del Ministerio de Salud de no exceder en más del 50% su capacidad.

Esto apunta a servir de complemento a operativos nocturnos de estos establecimientos y revisiones en puntos de circulación vehicular de posibles faltas a la orden del Gobierno de no circulación de vehículos por las noches y madrugadas.