Ángela Ávalos. 27 diciembre, 2017
09-08-2016. Hospital San Vicente de Paúl, Heredia. Hora: 01:55 p.m. El Hospital San Vicente de Paúl de Heredia trabaja en un proyecto especial que busca reducir los 7000 casos pendientes de cirugía que engrosan su lista de espera. El plan busca optimizar todos los procesos que conlleva una cirugía y realizar cirugías en jornadas extraordinarias de 04:00 p.m. a 10:00 p.m. En la foto, el doctor Joel Calvo Vásquez (de azul) y el instrumentista Johnny Gil Hernández realizan una operación del área de Ortopedia. Fotos: Mayela López
09-08-2016. Hospital San Vicente de Paúl, Heredia. Hora: 01:55 p.m. El Hospital San Vicente de Paúl de Heredia trabaja en un proyecto especial que busca reducir los 7000 casos pendientes de cirugía que engrosan su lista de espera. El plan busca optimizar todos los procesos que conlleva una cirugía y realizar cirugías en jornadas extraordinarias de 04:00 p.m. a 10:00 p.m. En la foto, el doctor Joel Calvo Vásquez (de azul) y el instrumentista Johnny Gil Hernández realizan una operación del área de Ortopedia. Fotos: Mayela López

La reducción en cuatro años de los tiempos de espera para ser operado en un hospital, que la Caja dio a conocer la semana anterior, no le ha salido barata.

Tampoco el incremento que, señala, se ha registrado en el número de operaciones ambulatorias o el descenso en la cantidad de días que en promedio un paciente aguarda para una cirugía programada.

Esta institución asegura haber inyectado cerca de $800 millones desde el 2014 en la estrategia para desarrollar el Plan de Atención Oportuna a las Personas, aprobado por la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Inversión en: 2014 2015 2016 2017
Infraestructura 29.582 32.809 26.477 24.376
Equipamiento 21.710 28.904 46.400 42.768
Tecnología 6.924 8.288 9.972 13.687
Mantenimiento 30.429 33.953 35.389 34.720
Total (en millones de colones) 88.645 103.954 118.238 115.551

Esos $800 millones (más de ¢451.000 millones), según la Caja, se han utilizado para reforzar equipamiento, tecnología e infraestructura en todos los niveles de atención del sistema de salud. La intención, sin ninguna garantía, es evitar que se vuelvan a generar plazos y cantidades de pacientes en espera, inmanejables.

Los fondos provienen del Seguro de Salud, cuyo presupuesto anual ronda los ¢2,4 billones (millones de millones).

El objetivo de toda esta inversión es, por ejemplo, que pacientes de Guanacaste no se vean obligados a viajar hasta el Hospital México, en San José por una mamografía y tengan la posibilidad de hacerla en algunos de los hospitales de esa provincia. La CCSS compró tomógrafos y otros equipos de diagnóstico para hospitales de provincia con ese propósito.

En algún momento, la Unión de Empleados de esa institución (Undeca) llegó a hablar de 600.000 personas esperando cirugía, examen diagnóstico o consulta con el especialista.

Este diario, incluso, ha contado historias de enfermos a quienes les programan cirugías o citas con el especialista para después del 2020.

La institución nunca llegó a confirmar esos datos. Pero tampoco se atreve a dar cifras porque, según la gerenta médica, María Eugenia Villalta, son números "dinámicos", muy cambiantes.

Sin embargo, hace justamente un año, la institución informó de que había 68.000 pacientes rezagados en espera de operación, según registros del Área de Estadísticas en Salud.

También ha reconocido, en diferentes oportunidades, las dificultades para depurar esos registros por la falta de sistemas de información estandarizados y que funcionen en tiempo real.

Al mismo tiempo, ha admitido que hay desorden para identificar, por ejemplo, cuáles son ultrasonidos de primera vez y cuáles de control en la inmensa cifra de pacientes en espera de ese examen (se ha llegado a hablar hasta de 300.000).

Más cirugías

La inversión realizada hasta ahora incluye $44 millones (poco más de ¢25.000 millones presupuestados) para el financiamiento de todo un programa jornadas de producción quirúrgica.

Este programa, se activó desde el 2015; pretende dar más capacidad a los centros de salud para atender en un tiempo razonable a miles de enfermos.

De esos $44 millones, según cálculos de La Nación, apenas se ha ejecutado poco más del 23% de los recursos, pues gran parte de los proyectos aún están en desarrollo y no se pagan hasta que no concluyan.

El siguiente, es un detalle de los centros a los cuales se les ha presupuestado más recursos para sacar cirugías pendientes:

Recursos para UTLE destinados a sacar listas de espera en hospitales
Recursos para UTLE destinados a sacar listas de espera en hospitales

El Plan de Atención Oportuna a las Personas incluye, por primera vez, acciones que la CCSS describe como de carácter 'estructural', con resultados que se esperan a mediano y largo plazo.

Entre ellas, el fortalecimiento del primer y segundo nivel de atención en salud (Ebáis, Áreas de Salud y hospitales regionales y periféricos); y cambios en el modelo de atender enfermos, procurando acercar los servicios adonde vivan las personas.

Las otras medidas son más emergentes. Al programa estrella con efectos más inmediatos se le conoce en los hospitales como 'jornadas de producción quirúrgica'. En otras administraciones se le llamó 'cirugía vespertina'.

Comportamiento de los plazos para listas de espera
Comportamiento de los plazos para listas de espera

Según información facilitada por la CCSS a solicitud de este diario, cerca de 330.000 pacientes que han esperado una operación desde hace muchos años han empezado a salir de esas listas antiguas.

La cantidad de casos resueltos y pendientes puede ser mayor, pues entre los hospitales con proyectos el Calderón Guardia no aportó el número de pacientes que resolverían. Solo hacen referencia a cinco casos por día.

Esas jornadas pretenden acabar con los casos 'antiguos' pendientes, incluso, desde el 2002. En once meses, según la CCSS, se operó un 55% de los procedimientos pendientes entre 2008 y 2016.

Esos pacientes –mayoritariamente quirúrgicos– se resuelven con operaciones o exámenes diagnósticos (ultrasonidos, tomografías o mamografías) en horario no tradicional, después de las 4 p. m.

La inversión aquí es con el pago de horas extra, cancelación que se hace contra producción pues solo se le paga al personal luego de la operación o del examen, no antes, como se hacía hasta hace unos años.

Este es un detalle de lo que se ha presupuestado (en millones de colones) y lo ejecutado hasta ahora en ese programa, según centro de salud:

Centro Presupuesto  Ejecutado
Hospital México 3.577.613.863 582.112.984
Hospital San Juan de Dios 5.477.391.175 2.008.727.203
Hospital Calderón Guardia 1.371.841.475 No indica
Hospital Nacional de Niños 1.006.767.596 577.964.535
Hospital Escalante Pradilla 195.414.411 73.901.481
Hospital San Carlos 426.764.321 252.551.522
Hospital de Guápiles 178.993.607 70.037.116
Hospital Mons. Sanabria 159.486.634 92.700.000
Hospital La Anexión 32.635.526 11.674.831
Cenare 1.646.373.371 432.961.684
Hospital Max Peralta 851.742.009 No indica
Hospital San Rafael 572.892.117 No indica
Hospital San Vicente de Paul 2.657.818.808 1.533.000.000
Área de Salud de Coronado 138.627.467 73.520.880
Centro de Resonancia Magnética 17.377.641 14.166.465
Unitad Técnica de Listas de Espera 6.797.702.712 113.229.643
Total en colones: 25.109.442.733 5.836.548.344

Los hospitales que, según la Caja, resolvieron el 100% de su lista 'vieja' son Los Chiles, San Vito, Golfito, San Carlos, Clínica Oftalmológica y Tomás Casas. "Podríamos decir que estos hospitales están al día (con pacientes del 2017 y no de años anteriores)", asegúró Villalta.

Entre los que mantienen casos antiguos aún pendientes, están el hospital Enrique Baltodano, de Liberia, que ha logrado resolver el 44% de los pacientes 'antiguos' en espera; el San Juan de Dios y el Max Peralta, con 51%; el México con 52% y el San Vicente de Paul con 72%.

09-08-2016. Hospital San Vicente de Paúl, Heredia. Hora: 01:55 p.m. El Hospital San Vicente de Paúl de Heredia trabaja en un proyecto especial que busca reducir los 7000 casos pendientes de cirugía que engrosan su lista de espera. El plan busca optimizar todos los procesos que conlleva una cirugía y realizar cirugías en jornadas extraordinarias de 04:00 p.m. a 10:00 p.m. En la foto, una cirugía de vesícula. Fotos: Mayela López
09-08-2016. Hospital San Vicente de Paúl, Heredia. Hora: 01:55 p.m. El Hospital San Vicente de Paúl de Heredia trabaja en un proyecto especial que busca reducir los 7000 casos pendientes de cirugía que engrosan su lista de espera. El plan busca optimizar todos los procesos que conlleva una cirugía y realizar cirugías en jornadas extraordinarias de 04:00 p.m. a 10:00 p.m. En la foto, una cirugía de vesícula. Fotos: Mayela López

La Unidad Técnica de Listas de Espera (UTLE) es a la que más recursos le han aprobado como parte de las jornadas de producción quirúrgica.

Esta Unidad tiene programas de alcance nacional, concentrados, principalmente, en la resolución de pacientes con problemas de la vista.

Recursos para UTLE destinados a sacar listas de espera en hospitales
Recursos para UTLE destinados a sacar listas de espera en hospitales

Se espera que en el 2018 ya no queden casos 'viejos', arrastrados de muchos años atrás, y se estén operando los pacientes que ingresan cada año, aunque esta era una meta que se había propuesto para cumplir en junio de este año que finaliza.

"Este es un trabajo articulado que se viene haciendo como parte del Plan de Atención Oportuna, y es la evidencia de que la lista de espera se está gestionando, y que la atención va siendo más oportunida, que es lo que quiere lograr la institución: dar plazos oportunos", aseguró la gerenta.

Los logros destacados por la gerenta médica, María Eugenia Villalta, incluyen:

  • La reducción del tiempo promedio de espera para una cirugía ambulatoria (el paciente se interna, opera y egresa el mismo día), que pasó de 623 días en marzo de 2012 a 186 días en la actualidad. 
  • El Incremento en el número de hospitales que utilizan sus quirófanos más de cinco horas al día.  Se pasó de un 53% de los quirófanos en el 2015 a un 70% en la actualidad. 
  • En los últimos 11 meses, además, la espera para una operación programada que requiere internamiento se redujo, en promedio, cuatro años. En el 2015, la CCSS detectó a un paciente esperando desde el 2002 por una operación.
  • Sustitución e incremento de equipos: compra de torres laparoscópicas, tomógrafos en todos los hospitales regionales, y adquisición de más mamógrafos nuevos.
  • La referencia de pacientes a centros de mediana complejidad, como los Centros de Atención Integral en Salud (CAIS) en Siquirres, Puriscal y Desamparados. 

"Es un esfuerzo de gestión de las jefaturas y de los directores médicos, que tienen que seguir trabajando", agregó la gerenta en alusión al riesgo que podría existir de que una nueva administración en la CCSS cambie las decisiones tomadas en la actual gestión.