Juan Fernando Lara Salas. Hace 4 días
Vista interior de las instalaciones de la empresa Microtechnologies Costa Rica localizada en el Condominio Logísitico RC en el Coyol (Alajuela) / Microtechnologies Costa Rica para LN
Vista interior de las instalaciones de la empresa Microtechnologies Costa Rica localizada en el Condominio Logísitico RC en el Coyol (Alajuela) / Microtechnologies Costa Rica para LN

La empresa automotriz estadounidense Ford transformó una de sus líneas de producción para convertirla en una ensambladora de ventiladores artificiales para pacientes en cuidados intensivos por el covid-19. Para ayudarse en esa manufactura, acudió a una empresa en Alajuela.

El gigante automotriz contactó a Microtechnologies Costa Rica, localizada en El Coyol, para que le fabrique componentes claves para estos ventiladores.

En los casos más graves de covid-19, los pulmones de un paciente se inflaman y se llenan tanto de líquido que fallan en suplir suficiente oxígeno al torrente sanguíneo para mantener viva a la persona.

Una forma de contrarrestar esta deficiencia es con un ventilador: un aparato que ayuda a los pulmones del paciente a cumplir su labor mientras el resto del cuerpo combate el virus.

Las piezas que se fabricarán en Costa Rica se llaman switches de presión y vacío, una especie de diafragma mecánico empujado a una presión de 25 libras por pulgada cuadrada (psi).

Los switches cumplen una función crítica para el correcto funcionamiento del ventilador.

Específicamente, verifican que la presión de entrada del aire comprimido al ventilador sea óptima y exacta, con lo cual se asegura el correcto funcionamiento del aparato, el cual inyecta luego un suministro de oxígeno adecuado en los pulmones del paciente.

Desde Costa Rica se producirán unas 100.000 de estas piezas gracias a 350 costarricenses dedicados al diseño y elaboración de los mismos. A la fecha, los trabajadores ya habían entregado casi 20.000 de estos componentes y prevén completar los restantes en próximas semanas.

Daniel Araya, director de ventas de Microtechnologies Costa Rica, explicó que el primer contacto con Ford ocurrió el pasado 27 de marzo y, para el 30 de marzo, los costarricenses empezaron su trabajo a toda velocidad.

La primera exportación de piezas precisamente fue una semana después: el 6 de abril.

Araya agregó que la totalidad de la orden está para completarse en la primera semana de junio co todos los componentes creados en la planta del Coyol con rumbo a la fábrica de Ford localizada en Ypsilanti, un pueblo del condado de Washtenaw en el estado de Michigan.

Según sea el comportamiento de la enfermedad en Estados Unidos, Araya prevé que podrían recibir otro pedido de Ford pero su esperanza es que la enfermedad permanezca controlada en esa nación.

“Asumimos este reto con gran sentido de responsabilidad como corresponde en este negocio de fabricación de componentes críticos, pero, además, con un mayor sentido de urgencia, pues sabemos que nuestro trabajo contribuye a salvar vidas”, explicó Araya.

Esta es el switch que Ford le contrató fabricar a Microtechnologies Costa Rica. El componente es pieza integral de los ventiladores artificiales que la firma estadounidense está produciendo. / Microtechnologies Costa Rica para LN.
Esta es el switch que Ford le contrató fabricar a Microtechnologies Costa Rica. El componente es pieza integral de los ventiladores artificiales que la firma estadounidense está produciendo. / Microtechnologies Costa Rica para LN.

La empresa tiene 22 años en Costa Rica y se le reconoce internacionalmente como un fabricante de soluciones innovadoras para otros fabricantes en industrias como la automotriz, la de dispositivos médicos, la aeroespacial y otras con alta exigencia en el tipo de partes requeridas para sus equipos.

Desde Alajuela, estos costarricenses diseñan materiales nuevos, crean prototipos de piezas y herramientas, líneas de ensamble automatizadas de alta complejidad; realizan validación de partes y ejecutan la producción a escala de componentes metálicos de precisión.

Es tan especializada su labor que, incluso, ensamblan alambres hechos a base de metales preciosos e interruptores y sensores de precisión; entre otros.

El 24 de marzo, Ford informó de que estaba trabajando con la General Electric Healthcare para expandir la producción de una versión simplificada del diseño de ventilador existente de GE Healthcare, para ayudar a los pacientes con insuficiencia respiratoria o dificultad para respirar causada por covid-19.

“Nos alienta la rapidez con que las empresas de todas las industrias se han movilizado para abordar el creciente desafío que enfrentamos colectivamente desde covid-19”, informó entonces el presidente y director de GE Healthcare, Kieran Murphy.

“Nos enorgullece aportar nuestra experiencia clínica y técnica a esta colaboración con Ford, trabajando juntos para satisfacer una demanda sin precedentes de esta tecnología que salva vidas y respaldar urgentemente a los clientes a medida que satisfacen las necesidades de los pacientes”, agregó Murphy citado en un comunicado de Ford.