Ángela Ávalos. 25 septiembre, 2019
3/9/19 Entrevista director Cendeisss Juan Carlos Esquivel. Foto de Jorge Castillo
3/9/19 Entrevista director Cendeisss Juan Carlos Esquivel. Foto de Jorge Castillo

El nuevo director del Centro de Desarrollo Estratégico e Información de Salud y Seguridad Social (Cendeisss), Juan Carlos Esquivel Sánchez, es optimista.

Quizá demasiado para quienes ya han visto pasar muchas páginas del calendario con grandes y reiterados titulares sobre el faltante de médicos especialistas en los hospitales públicos.

Esquivel espera que todas las acciones que ejecuta actualmente la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), permitan cerrar la brecha en la formación de esos profesionales en los próximos cinco años.

La brecha es de 512 médicos, según el último estudio, de febrero de 2019.

El siguiente, es un resumen de la entrevista que dio con La Nación, el pasado 3 de setiembre.

– ¿512: es mucho, es poco, es crítico para la institución?

– Yo considero que hemos ido cerrando brechas y que podemos lograrlo en un trabajo conjunto.

– Con más universidades jugando en esto, ¿es una ventaja para el cierre de brechas o se puede convertir un problema?

– Una de las estrategias fuertes con la que iniciamos este año es la creación de 61 plazas nuevas. Pasamos de tener 900 residentes a tener poco más de 1.000. Con más universidades (en la formación de especialistas) lo que tenemos que hacer es distribuir. Aunado a esto, la Junta Directiva tomó un acuerdo que le dice a todos los hospitales con capacidad instalada que abran rotaciones.

– ¿Cuántas plazas nuevas en total tiene la CCSS?

– La última vez que se crearon plazas en el 2017 fueron 39, en el 2016 fueron 45. Este año fueron 61 plazas nuevas más. Es una fuerte estrategia que está haciendo la institución para cerrar las brechas de aquí al 2023.

– ¿Tiene los datos históricos para ver cómo se han ido comportando estas brechas?

– Hay muchos estudios. El último es del 2016.

– ¿Y son comparables?

– No, porque dependen de las variables que se usen.

– Por eso se hablaba de estandarizar los métodos. Hay estudios, pero no son comparables, y la famosa cifra de oro no se tiene. El país no sabe en realidad cuántos médicos le faltan.

– La Junta Directiva aprobó en marzo una propuesta del Cendeisss para que hiciéramos un estudio país.

– ¿Y de esto sabe el Ministerio de Salud como ente rector?

– Está participando.

– Entonces, ¿ese será el primer estudio país?

– Bueno, yo considero que es el primer estudio país.

– ¿Cuándo va a estar?

– No tenemos una fecha, pero yo había pensado que para inicios del próximo año. Yo soy muy positivo, las estrategias son fuertes.

– ¿Se están analizando los contratos de retribución?

– Sí, tenemos que analizarlos.

– Al final, es muy fácil zafársele a la CCSS.

– Por supuesto, que un especialista que renuncia duele, pero no son muchos. Este año, solo dos renunciaron: un dermatólogo y la otra era de Radiología. En este momento, aunque sea fácil renunciar, no se nos están yendo.

– ¿Evitará esto crisis como la de hace unos años, en la que se tuvo que traer especialistas extranjeros?

– Sí. Yo estoy convencido que sí, porque estas son estrategias muy sólidas. El aumento de plazas es importante que vaya del aumento de la capacidad instalada. Estamos sacando a los residentes de la concentración que había en el área metropolitana para ir a hospitales regionales y periféricos.

– ¿Se está contemplando el segundo turno de aquí al 2023?

– Si en esta apertura de nuevos servicios (portafolio de proyectos de la CCSS) está contemplado el segundo turno, entonces sí está dentro del estudio.

– Macaya (Román Macaya, jerarca de CCSS) no lo había visualizado a inicios de este año, porque entonces aseguró que no había especialistas.

– Si en el portafolio de proyectos el nuevo hospital de Puntarenas lo tiene contemplado, el estudio de necesidades de formación lo incluye. Casi todos los nuevos (proyectos) están con segundos turnos: Puntarenas, Turrialba y Cartago.