Ángela Ávalos. 6 octubre, 2017
La tarde del jueves, un terreno de relleno cayó sobre el cauce del río Bermúdez, en el sector conocido como El Solar, en Guararí de Heredia. Se calcula que cayeron 10.000 metros cúbicos de tierra.
La tarde del jueves, un terreno de relleno cayó sobre el cauce del río Bermúdez, en el sector conocido como El Solar, en Guararí de Heredia. Se calcula que cayeron 10.000 metros cúbicos de tierra.

Un taponamiento con más de 10.000 metros cúbicos de tierra sobre el río Bermúdez, en Guararí de Heredia, amenaza con detonar una emergencia en el cantón de Belén si vuelven los torrenciales aguaceros.

Las lluvias podrían causar que toda esa tierra ceda con la crecida de las aguas y produzca una avalancha de lodo en Belén, que está a unos cinco kilómetros aguas abajo.

El derrumbe se registró a eso de las 4:30 p. m. del jueves, y estremeció las casas aledañas, contó Yorley Mendoza Chaves, la vecina que dio parte a las autoridades.

Según Mauricio Montero Rodríguez, jefe de batallón en el Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, en 800 metros de cauce se detectaron cuatro deslizamientos, pero el principal es el ubicado en el sector conocido como El Solar.

Personal de ese cuerpo de rescate descartó que entre el lodo hubiera alguna víctima, como se sospechaba en un inicio, ya que en el lugar había un rancho adonde acostumbraban pasar el tiempo varios indigentes de la zona.

Con ayuda de drones y de cámaras de medición térmica, así como de perros adiestrados en la localización de cuerpos, los bomberos descartaron la presencia de personas en el derrumbe, confirmó Montero.

El bombero explicó que el terreno aledaño quedó inestable y hay cuatro casas en riesgo de caer al río. Los inquilinos deben abandonar sus viviendas como medida preventiva.

También corroboró el temor que existe por lo que pueda suceder en Belén si regresan los aguaceros y el derrumbe cediera a la fuerza de las aguas.

Julio Sibaja Campos, de la comisión de emergencia de Guararí y miembro de la comisión municipal, confirmó que estaban a la espera de un topógrafo para que evaluara el terreno.

El deslizamiento causa temor entre los vecinos del terreno que cayó sobre el río Bermúdez.
El deslizamiento causa temor entre los vecinos del terreno que cayó sobre el río Bermúdez.

Sibaja dijo que desde hace mes y medio varios terrenos localizados en diferentes puntos de este inmenso caserío, han presentado problemas.

Estimó que, según registros del comité municipal, podrían haber unas 250 familias en riesgo.

La amenaza para estas personas se ha incrementado con las lluvias que dejó a su paso la tormenta tropical Nate y que fueron las mismas que provocaron el derrumbe del jueves en El Solar.

De acuerdo con datos de Sibaja, en todo Guararí viven unas 48.000 personas. Sin embargo, hay poco más de 1.000 ranchos ubicados en las márgenes del río Bermúdez que se encuentran en una zona de riesgo alto.

En el resto del país, hay localidades incomunicadas, puentes y carreteras destruidos por las crecidas y, según el último reporte oficial, se contabilizan 10 muertos, ocho desaparecidos, más de 7.000 personas en 94 albergues y otras 800 han sido rescatadas de zonas de riesgo.