Salud

Daño en equipos del Hospital México atrasa detección del cáncer

Fallo en tarjeta de gammacámara pone en riesgo biopsias de cáncer de mama

Tres equipos vitales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades como el cáncer no funcionan desde hace una semana en el Hospital México.

Dos son aparatos que sobrepasaron su vida útil: la gammacámara (13 años de trabajo) y el tomógrafo axial computadorizado (tac), que hace 8 años funciona los 365 días del año, las 24 horas. El tercer equipo es un angiógrafo nuevo, que apenas tiene un año de haber sido estrenado y acumula, al menos, dos desperfectos que han paralizado procedimientos de hemodinamia, entre ellos, cateterismos cardíacos.

El cirujano coordinador de la Unidad de Patología Mamaria, Alexánder Blanco, exteriorizó su preocupación porque, al estar la gammacámara detenida, se paralizan las operaciones de cáncer de mama.

Este equipo, dijo, ha salido de función cuatro veces en lo que va del año, la última este martes.

El jefe del servicio de Medicina Nuclear, Carlos Mora, manifestó que su arreglo podría tardar una semana más.

En las cirugías de cáncer de mama, se necesita hacer una biopsia de ganglio centinela con ayuda de este equipo. Solo así es posible evitar, en un gran porcentaje de casos, la extracción de todos los ganglios a la enferma y prevenir las complicaciones que esto trae a su calidad de vida.

La cirujana de esa unidad, Silvia Villegas, confirmó que las constantes fallas han originado una lista de 50 pacientes que esperan atención desde noviembre.

“Nos hemos propuesto que las pacientes no esperen más de cuatro semanas desde que se hace la solicitud de internamiento. Actualmente, estamos en 6 o más semanas”, dijo Alexánder Blanco.

Lista. Para acabar de complicar la situación, el miércoles pasado dejó de funcionar el único tomógrafo de este hospital.

Se detuvo por segunda vez en lo que va del año, dejando a unos 80 pacientes diarios sin este estudio, donde se revisa el estado de órganos abdominales, torácicos y del cerebro.

El jefe de Radiología, Carlos Quirós Ortiz, dijo que los pacientes de esta semana se sumarán a los 2.000 estudios pendientes antes del fallo en el colimador del tac, que es lo que ha estado dando problemas y pone en riesgo la calidad de esos análisis.

No se sabe cuándo volverá a trabajar. Mientras tanto se está a la espera de los equipos que prometió la Caja hace varios años.

El director médico a.i. del hospital, Óscar Alvarado, sostuvo que los casos urgentes de pacientes con patología mamaria han sido enviados a otros hospitales.

Alvarado aseguró que la gammacámara tiene un contrato de mantenimiento por cuatro años, y que estaría lista pronto.

La Gerencia de Infraestructura y Tecnología de la Caja, informó de que el estudio de preinversión para comprar este equipo terminará la próxima semana. El costo del proyecto ronda los $2 millones.

En el caso del tac, Alvarado informó de que han recibido apoyo del Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, que se ha encargado de atender a los pacientes de Emergencias y hospitalizados.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.