José Andrés Céspedes. Hace 6 días
Salud informó de que estos jueves y viernes se realizó un operativo en conjunto con el OIJ y la Policía de Control Fiscal, en la distribuidora de guaro Fiesta Blanca. Foto: Ministerio de Salud
Salud informó de que estos jueves y viernes se realizó un operativo en conjunto con el OIJ y la Policía de Control Fiscal, en la distribuidora de guaro Fiesta Blanca. Foto: Ministerio de Salud

La cifra de personas fallecidas por ingerir licor adulterado con metanol se duplicó en tan solo dos días, según datos del Ministerio de Salud.

Para el jueves 15 de octubre se registraban nueve fallecimientos. Este sábado, el número de muertes llegó a 20.

Salud indicó que otras 32 personas se encuentran hospitalizadas por sospechas de intoxicación con metanol.

De los fallecidos, 17 son hombres y tres son mujeres, con un rango de edad de 23 a 75 años.

La mayoría de las posibles intoxicaciones se concentran en San José. Hasta el momento, se han detectado 36 en esa provincia.

Sin embargo, Cartago (6), Alajuela (3), Puntarenas (2) y Limón (1) también registran casos; cuatro aún se encuentran en investigación.

El Ministerio de Salud trabaja en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial, la Caja Costarricense del Seguro Social, la Policía Municipal de San José, el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) y la Policía de Control Fiscal, con el fin de reducir la exposición de los consumidores a los productos contaminados.

Como parte de este trabajo, desde el 5 de octubre se han inspeccionado 49 establecimientos con el objetivo de recolectar muestras para análisis en Inciensa.

Más recientemente, se han llevado a cabo acciones para el decomiso del guaro Fiesta Blanca, el cual fue incluido el 15 de octubre en la alerta sanitaria de bebidas alcohólicas adulteradas con metanol.

Salud informó de que estos jueves y viernes se realizó un operativo conjunto con el OIJ y la Policía de Control Fiscal, en la distribuidora de Fiesta Blanca. La acción permitió el decomiso de 14.327 unidades.

Ceguera parcial, visión borrosa, mareos, debilidad, dolores abdominales y calambres son algunas de las manifestaciones clínicas que se producen pocas horas después de la ingesta de licor adulterado con metanol.

Presión arterial baja, alteraciones del comportamiento, trastornos en el estado de consciencia y hasta estado de coma son otras de las consecuencias que puede generar este compuesto en el cuerpo.

Tales alteraciones pueden provocar fallas en órganos como el cerebro, los ojos, los riñones y el hígado.